jueves, 22 de marzo de 2007


El hábito de buscar problemas fuera antes que dentro suele generar personas infelices, concentradas en los defectos de su pareja o los demás, a los que atribuyen sus situaciones de estancamiento. Están convencidos de que el problema está “allí fuera” y de que si “los otros” entraran en razón o simplemente desparecieran, el conflicto estaría resuelto.
Pero para hallar soluciones duraderas sugiero moverse en sentido inverso: de dentro a fuera, y empezar por uno mismo.
El enfoque de dentro hacia fuera dice que las victorias privadas preceden a las públicas, que debemos hacernos promesas a nosotros, y mantenerlas, antes de hacerlas en el exterior. Dice también que es fútil tratar de mejorar las relaciones con los demás antes de mejorarnos a nosotros mismos.

Stephen R. Covey. “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” (Ed. Paidós)