lunes, 2 de abril de 2007

Four very different voices fusing in glorious soaring harmony.

Título y leyenda de la foto: "Cuatro voces muy diferentes fusionándose en una gloriosa armonía in crescendo".

Ya os dije que volvería hablaros de Il Divo.
David, Sebastien, Carlos y Urs han supuesto un verdadero descubrimiento en mi vida. ¡Por fin cantantes que cantan de verdad! Esta mezcla de pop y ópera ("pópera", como ellos lo llaman) no me cansa nunca.
Por supuesto, siempre están los puristas que les critican diciendo que sólo son cuatro chicos guapetes vestidos por Armani que no tienen ni idea de lo que es la Ópera (así, con mayúscula). Los hay incluso que se atreven a afirmar que ni siquiera son ellos los que cantan. Ya me imagino quiénes son estos últimos: típicos mediocres incapaces de reconocer que alguien puede tener buen aspecto y además cantar bien. ¿Quiere eso decir que no es posible que alguien tenga más de una cualidad apreciable al mismo tiempo?(pobrecitos, qué triste...).
Está claro que es una música muy comercial (son número 1 en ventas en el mundo actualmente). Pero eso, más que disgustarme, me alegra. Es esperanzador que tanta gente sea capaz de apreciar unas voces con calidad. ¿Y qué si son guapos? ¿A quién le amarga un dulce?
Tuve el privilegio de estar en el concierto de Zaragoza, en mayo pasado. La potencia y calidad de sus voces me mantuvo flotando durante todo el concierto. Fue una velada impresionante, inolvidable. Un tiempo para el disfrute.
Y estaré en el concierto de Valencia, a finales de este mes de abril. Sólo de pensarlo me da un vuelco el corazón. Os lo aseguro.
Hoy os hago un regalito sonoro. Que lo disfrutéis.
Pour Que Tu M'aime...