miércoles, 23 de abril de 2008

Delikatessen - 1

Esta es una nueva sección dentro del Mermaid que hace ya tiempo me apetecía estrenar. Lo llamo Delikatessen (tomando el término original alemán), y pretende ser un paseo por el mundo gastronómico que me permita compartir aquellas recetas que ya forman parte de mi libro privado, que llevo años elaborando, y del que sólo forman parte aquellos "experimentos culinarios" que han demostrado obtener un sonado éxito entre mi familia y/o amigos. Se trata de recetas que un día escuché en la tele, o leí en una revista, o en un libro de cocina, o que alguien me dictó. Pero nunca aparecerán como eran originalmente, sino con aquellos cambios que yo misma he efectuado por considerar que podrían mejorarlas. De hecho, algunas han cambiado tanto con respecto al original que apenas se parecen ya a sus antecesoras.

En realidad, llevo ya tiempo ofreciendo en este blog manifestaciones artísticas muy variopintas, con las que he intentado agasajar a todos los amigos y lectores de este blog. En pequeños “canapés” he intentado mostrar aspectos de la “cocina” del arte en general. De distintos sabores y texturas, con más o menos adornos, hemos degustado juntos productos singulares de muy diferentes cosechas artísticas.

Por lo tanto, esta nueva sección es una continuación de la clásica línea del Mermaid, sólo que esta vez, el arte se va a poder comer. En vuestra mano está, por supuesto, decidir si lo hacéis o no. Yo, por si acaso, os lo voy a servir en bandeja. A veces, en plato, a veces en copa. Siempre para vuestro deleite.



MOUSSE DE ESPÁRRAGOS BLANCOS

(Una receta muy simple , saludable, ligera y exquisita, una entrada perfecta para comidas frías y muy aconsejable ahora que empieza el calor)

Pasar por la batidora 500 gr. de espárragos blancos escurridos (reservar el caldo), 5 huevos, 1 cucharada de Maizena, sal y pimienta. Cocer al baño María a horno fuerte unos 40 minutos, cubriendo el molde con papel de plata para que no se endurezca la superficie. Para comprobar que está bien hecho por dentro, pinchar con un palillo y observar si sale seco. Dejar enfriar a temperatura ambiente al menos dos horas. Desmoldar y servir sobre un lecho de lechuga cortada muy fina y brotes de alfalfa, y con una salsa a base de mayonesa aligerada con el caldo de los mismos espárragos que hemos reservado previamente. Se puede adornar con las yemas de unos espárragos verdes pasados por la plancha.