lunes, 23 de junio de 2008

Fútbol, para variar.


Es cierto: yo nunca hablo de fútbol. Me aburre y me da rabia que acapare la atención de todos los medios, en detrimento de otros muchos deportes que casi siempre me interesan más.
Pero hoy quiero dar la enhorabuena al equipo español de fútbol, que luchando contra la tradición, el tramposo equipo italiano y un arbitraje claramente en su contra, ganaron ayer el partido, pasando así a las semifinales de la Eurocopa. Me impresionó la serenidad de todos sus miembros, especialmente en los minutos finales, y su fe evidente en la victoria desde el principio del partido.
Igual que lo han hecho conmigo (y no era fácil), han conseguido ilusionar a todo un pais.
¡Suerte de nuevo en el próximo!
Yo, por mi parte, voy a hacer mío ese lema de "¡¡Podemos!!"