domingo, 6 de julio de 2008

Cosa... muy pronto.


"Mis primeras emociones están ligadas a la tierra y a las faenas del campo. En la tierra descubro una profunda idea de la pobreza que amo sobre todas las cosas. No la pobreza sórdida y hambrienta, sino la bendita pobreza, sencilla y humilde, como el pan moreno."


Federico García Lorca

Acabo de leer esta cita de Lorca e inevitablemente me ha venido a la cabeza mi pueblecico, Cosa.
En estos últimos días de calor sofocante y todavía de trabajo antes de las vacaciones, suelo pensar con frecuencia en Cosa. Ya os he hablado de Cosa en varias ocasiones. Creo que es el único lugar en el que no necesito cerrar los ojos para sentirme serena y relajada. Más bien al contrario: los abro bien y observo con atención. Las imágenes que guardo en mi memoria me sirven luego para encontrar un poco de paz en este mundo de locos en que vivimos.
Es el lugar en el que me pongo en paz conmigo misma, con los demás y con el universo entero. El lugar que nos acoge siempre con humildad, con sencillez, con silencio. Y ahora que ya me están faltando las fuerzas... ¡cómo echo de menos mi pueblecico!