lunes, 11 de agosto de 2008

El camino del agua.

Ya había estado en el Monasterio de Piedra (Nuévalos, provincia de Zaragoza) un par de veces. Pero esta vez ha sido diferente porque Marina venía con nosotros. Marina hace que vuelva a ver las cosas con ojos de niña. Creo que era una habilidad latente en mí, olvidada, y ella simplemente me ha recordado cómo volver a hacerlo.





En un recorrido de unas dos horas y media, y siguiendo todo el tiempo el camino que el agua va marcando, atravesamos paseos sombreados, bordeamos cascadas y lagos con nombres de cuento (Baño de Diana, Cascada iris, Lago del espejo, ...)


La fantasía del agua , su magia, se puede sentir a través de todos los sentidos: observar la belleza del paisaje, oír el canto de los pájaros, sentir el fluir del susurro de la caída del agua y pasear por un fantástico paraje romántico.


Pero lo mejor del recorrido llega al entrar en la Gruta de las Hadas (así la bautizó Marina). Las sensaciones que experimentas allí dentro son difícilmente descriptibles. El agua te va mojando mientras te adentras en una cueva color verde y esmeralda. Y conforme te acercas a su fondo, parece que llegas al fondo de ti misma. Una maravillosa sensación. También algo sobrecogedora. Así que, para animar a Marina a llegar hasta el fondo sin miedo, se me ocurrió decirle que allí, al final, era donde vivían las hadas. Ella estaba convencida de que la estaban observando desde que entramos.


Hicimos fotos preciosas, y al observar una de ellas, (la que veis abajo), comprobamos con sorpresa que se habían materializado para demostrarnos que debemos seguir creyendo en ellas. (¿Veis esas burbujitas? Marina asegura que ve hasta las alitas dentro).

La magia está ahí, a la vuelta de la esquina. Sólo hay que saber verla.

3 comentarios:

matilde*matilina dijo...

"Marina hace que vuelva a ver las cosas con ojos de niña". ¡Me ha encantado esta frase que has puesto!...es bueno saber que siempre tendremos esa mirada latente ¡no la pierdas nunca!, es lo que nos hace ser tan especiales, aunque creo que a veces se nos olvida...eso sí, jeje...con Marina es imposible hacerlo!!! creo que yo también veo las alitas de las hadas en las burbujas, y son tan doradas!!!!!! mil besos fresquitos:-)*

Elio Milay dijo...

Me identifico totalmente con cada una de las entradas de tu blog y con las preciosas imágenes que eliges. Pienso que compartimos sensibilidad. Quizá por ser los dos del signo de Cáncer.

Llegué aquí buscando la letra de la canción de cuna de Mozart, para una amiga que va a tener su primer niño en pocos días.

Una cosa de la que me he dado cuenta, es que a tu blog le vendría bien un fondo bonito. Clásico como el que tienes, pero mucho más personal. La página de donde yo tomé los míos es

http://www.moobackgrounds.com/butterfly-backgrounds.html

Muchos no quedan bien, son demasiado chillones. Los que yo elegí para mis blogs son algunos de los más suaves y elegantes de esta página. (Si quieres usar alguno de ellos, yo encantado.)

Si necesitas apoyo con el código html, dímelo y te ayudo a mejorar la estética de tu blog.

elio_milay@yahoo.es

También le hace falta una cabecera, en mi opinión.

Te invito a darte una vuelta por mis páginas.

http://eldiariodeanne.blogspot.com
http://amor-a-la-vida.blogspot.com
http://eliomilayrosablanca.blogspot.com
http://sirenasydelfines.blogspot.com
http://eliomilay.blogspot.com


Y sobre todo, te animo a que sigas compartiendo en tu blog la ternura, la bondad y la dulzura que transmites. Gracias y felicidades.

Mermaid Lullaby dijo...

Muchas gracias a ti, Elio, por tus palabras. No sabes cómo me alegra comprobar (por desgracia, sólo en contadas ocasiones), que gracias a este blog puedo conectar con personas de una sensibilidad afín a la mía. A veces me siento como una extraterrestre y tengo la tentación de encerrarme en mi caparazón (ya ves, muy cáncer).
Tendré en cuenta cada uno de tus consejos. Ya hace tiempo que me apetecía darle un toque diferente al blog.
En cuanto a la letra de la nana, si quieres te la puedo traducir.
Hasta pronto.