martes, 20 de enero de 2009

La vida en cuatro botellas.

Hoy he recibido en mi correo un mensaje con esta foto, que titulan "La vida en cuatro botellas".
Aunque ingeniosa, la imagen deja una impresión bastante triste. Y pensando, pensando, si yo tuviera que resumir mi vida hasta ahora, desde luego no sería con una foto en blanco en negro. Intentaría que contuviera todos los colores del mundo. Además, creo que, en primer término, aparecería el pecho de mi madre: mucho más sano que el bibe (qué suerte tuve de mamar tanto tiempo...). Luego un vaso de leche con Cola-Cao (mmm.... el chocolate me chifla). Luego (correspondiendo quizás con la actualidad) una botella de zumo de manzana "Cal Valls". O de sidra natural. O de lo que los alemanes llaman "Apfelschorle" - me acabo de dar cuenta de que todas mis bebidas preferidas actuales contienen manzana-. O un buen vino blanco, fresquito. Placer de dioses. Y, sobre todo, me voy a esforzar para que la última botella de mi vida no sea la de la imagen. Espero que la última sea una botella de "Reymos", por ejemplo. Un cava de moscatel para brindar por lo que la vida me haya traído hasta entonces. Seguro que será muy, muy bueno. Y me sabrá a gloria.

2 comentarios:

Edelia dijo...

Me encanta tu comentario y tu postura positivísima ante las botellas. Me identfico más con tus preferencias ante las bebidas que con las que se adivina en la foto. Se ve claramente que con las sesiones de "chupar mamaita" no sólo se extrae alimento, algo más pasa de madre a hija.....

primica dijo...

CUANDO RECIBÍ EL CORREO DE MI CUÑADÍSIMA TUVE UNA IMPRESION PARECIDA A LA TUYA , ME PARECIÓ SUPER TÉTRICO,, COMO BIEN SABES YO SOY BUENA BEBEDORA "SOCIAL" PERO ESPERO NO ACABAR NÚNCA TENIENDO MIS VENAS Q INYECTARSE A UN GOTERO POR CULPA DE LAS BOTELLAS...