sábado, 3 de enero de 2009

Naufragio

Naufragio
Dulce Maria Loynaz

¡Ay qué nadar de alma es este mar!
¡Qué bracear de náufrago
y qué hundirse
y hacerse a flote
y otra vez hundirse!
¡Ay qué mar sin riberas ni horizonte,
ni barco que esperar!
Y qué agarrarse
a esta blanda tiniebla,
a este vacío
que da vueltas y vueltas...
A esta agua negra
que se resbala entre los dedos...
¡Qué tragar sal y muerte
en esta ausencia infinita de ti!

4 comentarios:

JULS~ dijo...

Intriguing photo of the boat in somber waters ... nature keeps the boat at bay.

Mermaid Lullaby dijo...

I chose this photo for the beautiful poem because of the impressive image and also because od the name on it: ANNA (it´s my name). As if it talked about my own sinking into misterious waters... Very poetic! Sometimes, I feel exactly like that.

Elio Milay dijo...

En uno de mis librillos de sonetos está el que titulé "La Tempestad". Dice así...



El velamen se agita, cruje, vuela
Hacia el fondo abisal sin poder ya
Desprenderse del mástil; alba tela
Húndese en las tinieblas: ¡Allá va!

Agua abajo iré yo en mi carabela.
Lo que soy y quien fui se ahogará;
Mi destino, mis viajes... Exploré la
Parte ignota del Ponto y más allá.

Por afecto a esta cáscara de nuez,
Navegante del tiempo y el espacio,
Con cariño al planeta azul, amigo.

Serviré de alimento. Quizá al pez.
Ese pez quizá al rey en su palacio.
Ese rey a la tierra y quizá al trigo.

Mermaid Lullaby dijo...

Muy bonito. No sabía que, además de experto bloggero, eras también poeta!
Cómo da de sí el mar, eh? No se acaba nunca la poesía.