lunes, 23 de febrero de 2009

El pan, la pasión y la poesía.

Hoy he tomado para desayunar un par de rebanadas de un maravilloso pan de cereales con semillas. No sé qué se me ha removido dentro, pero de pronto me han entrado unas ganas irrefrenables de hacer pan con mis propias manos.

Así que me he puesto en contacto con una granja ecológica cercana a Valencia (La Peira http://www.lapeira.org/), porque sé que allí ofrecen cursos para aprender a hacer pan en horno moruno. El precio incluye un cursillo, una pieza de pan y una comida ovo-lacto-vegetariana. ¡Buen plan!
Pero, ya que el impulso ha sido tan repentino y enérgico, he querido saber más…

He buscado en mis estanterías hasta que he encontrado un libro de Isabel Allende, Afrodita. Recordaba que entre sus páginas había leído hace tiempo algo sobre el pan que hoy podría ser muy esclarecedor. Así que me he puesto a buscarlo y … voilà!

“No recomiendo hacer pan, puede convertirse en una pasión peligrosa. (…) Como la poesía, el pan es una vocación algo melancólica, cuyo primordial requisito es tiempo libre para el alma. El poeta y el panadero son hermanos en la esencial tarea de alimentar al mundo. (…)La gente que necesita experimentar todo, aunque sea una sola vez, tarde o temprano cae en la tentación de hacer pan. (…)
En un cuento de Maupassant, la joven sirvienta de una casa burguesa va con su canasto bajo el brazo a comprar el pan de cada mañana. Por un ventanuco espía al joven panadero amasando y se lleva consigo la imagen de sus anchas espaldas, sus brazos poderosos, y esas manos sensuales sobando y sobando la masa con determinación de amante. Y como es cuento de amor, su fantasía se cumple con creces. La vista de uno de esos grandes panes campesinos me trae el inevitable recuerdo del panadero de Maupassant y sus manos en la masa… (…) Hay manos y manos: unas pesadas y torpes, otras pequeñas y fuertes, otras grandes y gentiles, pero para hacer pan y para hacer el amor, lo que importa es la intención que guía la mano.


"Esta noche,
Como muchas sin amante,
Voy a hacer pan
Hundiendo mis nudillos
En la masa suave."

Haiku de Patricia Donegan

Recuerdo la cocina de un convento de Bruselas, donde presencié, reverente, la misteriosa cópula de la levadura, la harina y el agua. Una monja sin hábito, con las espaldas de un cargador de muelles y las manos delicadas de una bailarina, preparaba el pan en moldes redondos y rectangulares, los cubría con un paño blanco mil veces lavado y vuelto a lavar, y los dejaba reposar junto a la ventana, sobre un mesón de madrea medieval. Mientras ella trabajaba, en otro extremo de la cocina se producía el sencillo milagro cotidiano de la harina y la poesía, el contenido de los moldes cobraba vida y un proceso lento y sensual se desarrollaba bajo esas blancas servilletas que, como sábanas discretas, cubrían la desnudez de sus hogazas. La masa cruda se hinchaba en suspiros secretos, se movía suavemente, palpitaba como cuerpo de mujer en la entrega del amor. El olor ácido de la masa en fermento se mezclaba con el aliento intenso y vigoroso de los panes recién horneados. Y yo, sentada sobre un banquillo de penitente, en un rincón oscuro de esa vasta habitación de piedra, inmersa en el calor y la fragancia de aquel misterioso proceso, lloraba sin saber por qué…”

En fin, no tengo nada más que añadir. Será otra vez la primavera…

5 comentarios:

Gabriele dijo...

Hallo liebe Ana,

ich war grad in Deinem Blog, und habe mit Freude über das Brot und das Brotbacken gelesen! Herrlich! Ich bin auch ein Brot-Fan! Ich liebe Brot in allen Formen und Varianten. Wenn Du Dich zu dem Kurs anmeldest, dann möchte ich Dich gerne begleiten.
Ich habe hier ein Brotbackbuch, das bringe ich Dir das nächste Mal mit.

Der Countdown bis Ehrwald läuft, und ich kann Dir gar nicht sagen, wie sehr ich mich wieder auf zuhause freue! Und es schneit, und schneit und schneit in österreich, wie verrückt. Ich glaube, zum Schifahren und Rodeln und Schneeballschlacht machen werden wir mehr als genug von dem weissen Zeug haben ;)

Liebe Grüsse Dir und Deinen Lieben!

Gabi

Mermaid Lullaby dijo...

Du hast ja Glück! Typischer wunderschöner, weisser, österreichischer Winter, nicht wahr? Zum Schneeballschlacht hätte ich auch Lust! Da kriegt man wahrscheinlich alle negative Gefühle raus! Diesmal musst du unbedingt ganz viele Fotos machen!

Ja, Ok, dann schreibe ich deinen Namen auf meine Liste für das Brotbacken.
Bis bald!

Elio Milay dijo...

Tú no tienes compasión. Ahora, encima de emocionado, hambriento y frustrado. Acerqué la nariz a la pantalla y todo, para ver si me llegaba el aroma...

No sé qué decir. En serio que muchas veces me quedo traspuesto aquí. Me dejas K.O. con la mezcla de hermosura, sabiduría, elegancia, armonía, bondad y amor a la vida que hay en todas y cada una de tus entradas.

Yo alucino contigo y con tu blog. Y te aseguro que no lo digo por decir. No es un halago para quedar bien. Es algo muy profundo, sinceramente.

Me encanta leerte en alemán. No entiendo todo, pero lo disfruto muchísimo. A propósito de eso, un día de estos voy a hacerte unos regalitos poético-musicales.

Preciosa toda la música del blog, por cierto. Y cuando digo "toda", es TODA. Tienes un buen gusto esplendoroso. Creo que alguno ya sé lo que va a decir. Dile que no se mire mucho al espejo después de esto.

JULS~ dijo...

Homemade bread & potatoes - my favorites!~

Elio Milay dijo...

Ich wünsche Ihnen einen schönen tauchen Tag, meine freundliche Sirene. Vielen Dank für alles.