martes, 24 de febrero de 2009

PAU

Pau lleva en el mundo casi exactamente el mismo tiempo que Marina. Lo curioso es que pasó una semana más en la barriga de su mamá, pero una semana menos en el mundo que Marina.
Marina vino al mundo el 11 de junio, y Pau el 18 del mismo mes.
Pero más curioso todavía es que Aurea, su mamá, y la mamá de Marina (yo misma), siendo amigas desde la infancia, inseparables durante una larga etapa de nuestra vida adolescente, y actualmente amigas “de las buenas”, no nos pusimos de acuerdo en todo esto.
Es como si hubieran sido ellos los que, a nuestras espaldas, se hubiesen puesto de acuerdo para llegar a la vez. Como mellizos en diferentes vientres maternos.
Casualmente, nuestra ginecóloga era la misma. La matrona que nos asistió fue también la misma, claro. Pero el colmo fue que nacieron en el mismo quirófano y ocuparon después la misma habitación, de la misma planta, del mismo hospital.
Si nos hubiéramos puesto de acuerdo, seguramente no nos habría salido todo tan bien.

La vida ya se encargará de demostrarnos si esta parejita ha hecho todo esto con alguna intención todavía oculta, que se desvelará (si es que existe), cuando ellos lo decidan.
Por ahora, la única preocupación de Pau es que se le caiga ya algún diente, porque Marina y otros colegas ya han recibido la visita del Ratoncito Pérez un par de veces.
Y la única preocupación de Marina respecto a Pau es que no se le olvide recordarle que pronto llegarán las vacaciones de Pascua, y que este año otra vez tendrán que pintar los huevos (que Pau luego se comerá encantado) para que el Conejo de Pascua les traiga sus regalitos.

Bonita pareja.
Besitos, Pau.

16 comentarios:

Aurea dijo...

Me ha encantado y he sonreído rememorando esos momentos, fíjate, como si fuera ayer y ya van casi seis añitos.
Por cierto, tenemos pendiente hacer un cine con cenita incluida. Vamos a ver si antes de Fallas podemos quedar ¿no?. Miramos agendas a partir de la semana que viene?
Besos, sobre todo para ti, que estos pequeños nos quitan protagonismo y tampoco es eso.

Ramón dijo...

Pero que blog más extenso e interesante tienes Anita
Un beso y cuando volváis a la playa avisad.

Mermaid Lullaby dijo...

Ya casi seis años de nuestras visitas conjuntas al hospital para las revisiones mensuales, seis años desde que aquella matrona tan bruta nos hiciera de todo menos cosquillas (cómo pierdes tu dignidad cuando pasas por ese período de 9 meses abriéndote de piernas continuamente, eh?), 6 años desde que escuchábamos al "potrillo" y a la "potrilla" en aquel aparato, con las correas puestas en la barrigota, que más que latir, parecía que les cabalgaba el corazón...
Creo que ni tú ni yo nos podíamos imaginar que íbamos a tener dos preciosidades como las que tenemos.Qué suerte hemos tenido.
Vamos a cenar, al cine, a la playa, y a donde queráis. Saca esa agenda ahora mismo.
Por cierto: me encanta ver vuestros nombres en mi blog. ¡Que se repita, que se repita!

Elio Milay dijo...

Dos Géminis juntos... Como empiecen a inventarse historias una detrás del otro y viceversa, tendremos las mil y una noches como mínimo...

Me recuerdan a mis Kindred Spirits. Dos almas gemelas, sí...

Gracias por los haikus y por toda la sabiduría literaria con que los acompañaste, Mermaid Geisha.

Fíjate que tengo siempre en mente lo que escribió en una carta Vincent Van Gogh a su hermano Theo acerca de su adoración por el arte japonés y ese ponerse al servicio de la Naturaleza. A ver si un día de estos lo transcribo y lo comparto, porque es casi tan precioso como tus haikus.

De verdad que me encanta leerte.

P.S. No se moleste doña Amadeusa de que don Salieri haya cambiado una palabra a su tercer haiku. Usted puede hacerlo conmigo siempre que quiera. Corregirme, se entiende. ¡Corregirme!

Mermaid Lullaby dijo...

Muchas gracias, Arigatô, Sr. Salieri. Yo haré lo mismo con Vd...
Pero mira: los besos siempre son dulces (o deberían serlo). Decir "besos dulces" es como decir "mar salado". Así que si digo "olas dulces", marco un contraste interesante (como el queso de oveja con mermelada de frutas del bosque, mmmm....)
Por otro lado, será porque soy sirena, pero poner el mar y las olas en el mismo haiku, a mí me parece bien.
Pero tú sigue. Me encantan tus correciones. Gracias.

Elio Milay dijo...

Paráfrasis a tus haikus:

I.

Dulce nos mece
Amor, oleaje en calma:
¡Alas bailando!

II.

Mi luz germina
de tan inmensa fuente:
Tu humilde beso.

III.

Frágil y efímero,
un doble Sol turquesa
late en la noche.

Elio Milay dijo...

Como mínimo, formamos buen equipo.
Nos llamaremos: "Los Cangrejos trovadores".

Elio Milay dijo...

Oye, no se te ocurra molestarte porque haya hecho paráfrasis de tus haikus. Te aseguro que si tú lees algo escrito por mí y reescribes tu propia versión, para mí sería la cosa más bonita y maravillosa del mundo. Como cuando Marina coloreó mi Papá Noel.

matilde*matilina dijo...

Ui!qué sorpresa ver a los dos pequeñajos...que ya no lo son tantos!!!madre mía!cómo pasa el tiempo!!pero?si era un bebé!!!y claro, marina, una sirenita...me alegro un montón de verles a los dos juntos, y de haber "pintado" sus sueños de pequeñajos, ¡todo un honor!...un besito dorado de hada "alada",mmmmmmmmmmuá!:-)*

matilde*matilina dijo...

oups! me acabo de dar cuenta que he puesto "pequeñajos" un montón de veces en mi post, jeje...y la verdad es que más que eso, ya son seguro seguro: "dos pequeñas grandes personitas"!!! mil sonrisas doraditas para vuestros mares de corales mágicos, mmmmuá!*

Mermaid Lullaby dijo...

Elio: Ya te dije que no me molestan tus correcciones. Me gusta ver el efecto que causa en ti lo que escribo, igual que te pasa a ti con tus dibujos. Y si te sirve para inspirarte y luego reescribirlo tú, pues estupendo.
La diferencia es que yo no voy a hacer variaciones sobre tus azulines en mi blog. Las dejo para mi imaginación.

Mermaid Lullaby dijo...

Mati, guapa: Tienes razón, de pequeñajos ya les queda muy poco. Qué pena, verdad? Intento agarrar con fuerza cada día porque sé que dentro de poco echaré de menos muchas cosas...
Tu "Mar de Marina" sigue colgado en la pared de su cuarto, y seguirá ahí mucho, muchísimo tiempo, a juzgar por el cariño que Marina le tiene (y yo también, claro). Muchos besos.
Ah! Creo que el sábado me paso por tu expo. Qué ganas tengo de ver tus Winged Wishes!!!!

Carpe Diem dijo...

Estoy disfrutando desde la grada del duelo en la arena entre haikus y abrazos azules y rosas.

Mermaid Lullaby dijo...

Desde la grada, eh? No te atreves a bajar a la arena por si acaso, verdad? ¡Pues vaya un gladiador valiente!
...Es broma: ya sé que es por pura prudencia y discreción.
Y, reconócelo, ver un abrazo en tecnicolor y encima leerlo después, desarma al mismísmo campeón de los gladiadores.

Elio Milay dijo...

Jajejijoju...

JULS~ dijo...

Just look at those little angels! What a sweet picture! They do look like soul sisters.