lunes, 25 de mayo de 2009

Good.

“Good” cuenta la historia de un hombre muy normal, algo pusilánime pero bondadoso, un profesor de literatura amante de Proust en el Berlín de los años 30. Es un hombre honrado con grandes problemas en su vida personal. Y este buen hombre, escribe un buen día una novela en la que refleja sus propios problemas personales y aboga por la eutanasia compasiva. El mismísimo Hitler lee su novela y ve en ella una forma de propaganda gubernamental. Y en él a un profesional de élite que podría dar respetabilidad a la nueva causa de crear una sociedad perfecta. Así se afianza en su carrera como escritor. Pero pronto se verá envuelto en una engañosa atmósfera y manipulado por el poder, que le obligará a tomar decisiones de poca importancia aparentemente, pero que acabarán teniendo trágicas consecuencias. Mientras la realidad se le resiste, su inconsciente sale a la superficie con alucinaciones en las que la música es protagonista. Un curioso toque surrealista que sorprende pero que adquirirá todo su sentido en la escena final de la película. Y luego una inquietante lágrima, quizás de desesperación, de vergüenza, o de impotencia, junto con dos palabras: “Es real”.

Y sales del cine en estado de meditación trascendental, preguntándote si tú realmente diriges tu propia vida. Porque “Good” no habla sólo de un momento histórico determinado. En realidad, es la historia de cualquier ser humano que vive arrastrado por unas circunstancias vitales concretas. De pronto, abre los ojos y se pregunta qué está haciendo ahí. En una vida que no reconoce como suya. Se pregunta en qué momento dejó de ser él mismo, y cómo puede salir de allí. Y si no es demasiado tarde…

Y luego piensas también que esta excelente película quizás hubiera pasado desapercibida por las pantallas si no estuviera protagonizada por el adorable Viggo, que es capaz de fichar en grandes aventuras, o en las más modestas producciones. Recuerdas esa magnífica interpretación, tan creíble, tan consecuente, de un personaje diferente a todos los que él había interpretado antes. Y te vas todavía más irremediablemente enamorada de Viggo de lo que estabas antes.


6 comentarios:

Elio Milay dijo...

Dejo aquí este enlace a la película completa, por si alguien quiere verla on-line:

http://www.dospuntocerovision.com/2009/05/good.html

Mermaid Lullaby dijo...

Estás en todo. Gracias.

Elio Milay dijo...

Cómo me gusta la descripción que haces del argumento. Es difícil no estar de acuerdo contigo en tu admiración hacia Mortensen, está enlazando maravilla tras maravilla desde que le coronaron rey de la Tierra Media. Debe tener tantas ofertas, que con su excelente juicio, discrimina y elige lo mejor. En este caso volvió a acertar, esta película se revalorizará con el tiempo, y dentro de unos años será el clásico que ahora algunos no quieren reconocer que es.

El otro día leí que nuestro ídolo común va a dedicarse más al teatro. Conociendo su inquietud y versatilidad, supongo que seguirá cultivando todas sus demás facetas artísticas. Pero en cuanto al cine, no sé, quizá lo deje aparcado un tiempo como él anuncia. A mí (como a ti y como a casi todo el mundo) me supondría un fastidio, porque es una gloria verle dar vida a personajes tan profundamente humanos e interesantes.

Y es raro que yo hable así de un actor vivo. Unos pocos me gustan tanto, (como Tom Hanks), que miro películas superficiales sólo por verles, esperando que se produzca el milagro en alguna escena y me maravillen como acostumbraban. Otros muchos, la mayoría, me son repulsivos e insoportables, y no miro algunas películas de gran calado, por la sencilla razón de no verles gesticular.

Viggo Mortensen es tan sobrio y tan inteligente, que me recuerda al mejor Paul Newman. Y es admirable lo creíble que resulta en cualquier historia y en cualquier época. Parece intemporal. Va dando saltos de tiempos medievales imaginarios al polvo de un western o al clima enrarecido de la Alemania nazi, y siempre encaja y te introduce como por hipnosis en la historia. Sin aspavientos, sin gesticulaciones narcisistas, con la seriedad que dan la cultura y la sabiduría.

De lo que no estoy muy seguro es de lo que leí hace un tiempo. Algo así como que todos deberían ser como Viggo Mortensen, y viajar mucho, aprender idiomas, empaparse de culturas diferentes: Ser cosmopolitas. Para de esa forma crecer como personas y ahondarse espiritualmente. No estoy muy seguro, porque conozco a gente que ha viajado y sabe idiomas y conoce culturas diferentes, y siguen siendo más vanos y superficiales que la Wei Hui de Shanghai Baby.

Mermaid Lullaby dijo...

Conocer otras culturas siempre ayuda a crecer. Pero siempre que hablemos de suelo fértil. Los hay que no crecen ni aunque les cuelguen por los pies.

Me alegro de que estés tan de acuerdo conmigo respecto a Viggo! A algunos hombres les cuesta reconocer los méritos de otros hombres.

Pues si se dedica al teatro, será buena excusa para viajar y verle actuar allá donde esté. Así sea en un cráter lunar a modo de anfiteatro. Verle en vivo debe ser aún mejor.
El único problema será de tipo acústico: los supiros femeninos no dejarán escuchar bien la obra.

Esto es lo nuevo de Viggo, por estrenar todavía:

http://www.youtube.com/watch?v=AiMWf4WeGWc

Carpe Diem dijo...

Me uno al club de los admirador@s de Viggo. He visto todas sus películas y cada vez me gusta más. Hoy en día creo que es de los que más creíble hace sus papeles, que es lo que realmente diferencia a los buenos actores, además debo reconocer su imponente planta y comprendo el enamoramiento de las chicas y que se vuelvan locas por sus huesitos.

Acostumbrado a verlo en papeles de acción aquí deja claro que es capaz de interpretar a cualquier personaje por pusilánime que sea. En todas sus películas hay un poso de bondad que al final aparece, da igual que sea el tipo más duro del oeste o un mafioso ruso.

Por cierto el 3 de Diciembre y después de 22 años vuelve a los escenarios, actúa en Madrid junto a Ariadna Gil con la obra “Bent”. Aunque soy más de cine que de teatro igual me animo y me paso por la “capi”. Te dejo aquí el enlace de la noticia.

http://www.madridpress.com/noticia.asp?ref=88460

Mermaid Lullaby dijo...

Dentro de medio año???? Qué largo se va a hacer!!!