lunes, 7 de septiembre de 2009

Más allá de las diferencias.


En la mañana del 26 de diciembre de 2004, la tierra tembló a 4.000 metros de profundidad en el Índico, y generó un maremoto que azotó las costas de este país y las de Malasia, Tailandia, Myanmar, Bangladesh, la India, Sri Lanka y las islas Maldivas, llegando a cruzar el océano hasta el litoral africano en Somalia y Kenia.



En medio de aquel horror, un bebé hipopótamo, de 300 kilos de peso, fue arrastrado por las aguas del río Sabaki, en la costa keniata, hasta el Océano Índico. Allí fue rescatado y llevado al Lafarge Park, un centro para animales en Mombasa.



Si el rescate ya fue un verdadero milagro, todavía fue más sorprendente lo que ocurrió después: Una tortuga macho centenaria adoptó al pequeño hipopótamo, y a partir de entonces se comportó con él como una verdadera madre.


"El hipopótamo es un bebé joven, fue abandonado a una edad tierna y por naturaleza los hipopótamos son animales sociales a los que les gusta estar con sus madres durante cuatro años. Después de ser arrastrado por el agua y de perder a su madre, el hipopótamo estaba traumatizado. Afortunadamente, decidió que la tortuga podría sustituirla, y establecieron un fuerte vínculo. Nadan, comen y duermen juntos" -comentó el ecologista Paul Kahumbu, a cargo del Lafarge Park- "El hipopótamo sigue a la tortuga exactamente de la misma manera que seguiría a su madre. Si alguien se acerca a la tortuga, el hipopótamo se vuelve agresivo, como protegiendo a su madre biológica."


3 comentarios:

Graciela dijo...

Esta historia y las fotos son simplemente maravillosos.

Laura Patricia Eyheramonho dijo...

Me inclino ante los animales, ante tanta bondad, generosidad pensar que a nosotros nos falta tanto para ser como ellos. Saludos desde la pampa argentina.

Elio Milay dijo...

Me pregunto qué come Laura en la pampa argentina... Los demás animales tienen una ventaja, sí. No son hipócritas como tantas personas que escriben con tanta ternura y a continuación se ponen a preparar la barbacoa.

Lo siento, no sé morderme la lengua. No es para ponerte en un compromiso a ti. Es sólo para expresarle a esta gran amiga de los animales lo que pienso. Y no tengo ganas de pasar por su blog. La pampa no es lo mío.


Con respecto a la entrada, mi amiga Yely adoptó a una tortuga hace cinco días. La encontró al borde de un arroyo, le faltaba un dedo. Decidió que iba a ser su hija adoptiva. Luego la llevo al veterinario y resultó que tiene 26 años, o sea, casi del tiempo de ella. Es su hermana menor. Pero ella la trata como bebé. Se pasa media vida comiendo lechuga y la otra media durmiendo escondida dentro de su caparazón. Yo quiero ser tortuga. Sobre todo por la segunda media vida, qué gusto.

GRACIAS por contar esta historia, que no por famosa, deja de ser necesaria continuamente. Además tú la has expuesto de forma muy bonita, las fotos son increíbles. Me la llevaré a la Luna tarde o temprano. Allí no está quedando ni el gato (bueno, el gato sí), pero seguro que los que quedan son buenos de verdad. Y fuertes. Como el caparazón de esta galápago.

Por cierto, creo que las islas que visitaba el Sol en Leo con Luna en Cáncer Paul Bettany en "Master & Commander", eran las Islas Galápagos mismamente, ¿no? Al menos, lo que recuerdo bien es que fue la única película hasta el momento que ha sido rodada en ellas. No sé por qué le dieron el permiso al productor, quizá por la temática naturalística de parte del guión.

Me encantaría que rodasen en Mauricio y creasen a un dodo por ordenador, como hicieron en Parque Jurásico. El dodo me haría sentir algo muy emocionante, pobre, cosa que los velociraptores no producen ni aunque se pongan a cantar a coro el Yesterday de McCartney.

Bueno, gracias por el bebepótamo y su mamá tortuga. Me encantó y quería decírtelo para que la sirena siga queriendo al ojáncano a pesar de todo.

Yo también tengo dos periquitos. Ella azul, él verde. Ella es más joven. Le tiene bastante estresado. Es una acosadora. No tienen nombres, pero creo que les llamaré Michael y Demi. Por Douglas y Moore en aquella película tan entretenida.