lunes, 9 de noviembre de 2009

Auch eine Berlinerin.


20 Jahre nach dem Mauerfall

20 años tras la caída del Muro,

bin ich auch eine Berlinerin.

yo también soy una berlinesa.

Herzlichen Glückwunsch!!

¡¡¡Muchas Felicidades!!!


Brandenburger Tor, 1945

Brandenburger Tor, 2009

¿Cuál es la verdad de esta ciudad de Alemania? La paz real en Europa nunca puede estar asegurada mientras a un alemán de cada cuatro se le niega el elemental derecho de ser un hombre libre, y de elegir un camino libre.

En dieciocho años de paz y confianza, esta generación de alemanes ha percibido el derecho a ser libre, incluyendo el derecho a la unión de sus familias, a la unión de su nación en paz y la buena voluntad con todos los pueblos.

Vosotros vivís en una defendida isla de libertad, pero vuestra vida es la parte más importante. Elevad vuestros ojos por encima de los peligros de hoy y las esperanzas de mañana, más allá de la libertad de esta ciudad de Berlín, y veréis que todos los pueblos de Alemania avanzan hacia la libertad, más allá del muro, hacia un día de paz con justicia, más allá de vosotros o nosotros, para toda la humanidad.

La libertad es indivisible y cuando un hombre es esclavizado ¿quién es libre? Cuando todos seais libres, llegará ese día en el que esta ciudad estará unida y este país y este gran continente de Europa estará en paz y tendrá esperanza.

Todos los hombres libres, dondequiera que vivan, son ciudadanos de Berlín. Y por lo tanto, como hombre libre, yo digo estas palabras con orgullo: “Ich bin ein Berliner”.


Fragmento del discurso de Kennedy en Berlín
junio de 1963


Nota manuscrita de Kennedy para su dicurso en Berlín, con curiosa transcripción fonética alemán/inglés

("Ish bin ein Bearleener")