jueves, 28 de enero de 2010

Almas gemelas.



Yo andaba buscando mi alma gemela de ganchillo por toda la ciudad. El continuo ajetreo, los ruidos, me aturdían. Había tanta gente a mi alrededor..., pero -cosas de la vida-, nunca me había sentido tan sola. Por suerte, en todo momento contaba con mi fiel compañera: la música.
Por fin, no pude soportarlo más y me alejé del bullicio. Anduve durante horas hasta llegar al mar. Y allí...