viernes, 9 de julio de 2010

Mundos invisibles.



"Las imágenes son la realidad del mundo invisible"

José Lezama Lima


"Los espíritus de la naturaleza siempre nos acompañan."

"El chico que tenía ángel."

"El agua es amable y se amolda a nosotros."

"Nunca es fácil volver a poner los pies sobre la tierra."

Fito Espinosa
(De su libro ilustrado "El Mundo Invisible")



“Si pinto el sol, quiero que la gente sienta su enorme potencia, su luz y su poderío; si pinto una fruta quiero que sientan su jugo, y cuando pinto un trigal quiero que se adviertan en él hasta los átomos que conforman los granos de trigo que pugnan por crecer. Así también, cuando pinto el retrato de un hombre quiero que se advierta su lucha. Para mí la uva y tú están formados de la misma materia. Si pinto un campesino en el campo quiero que se advierta la unidad que existe entre uno y otro. Quiero que se sienta que el sol vivifica por igual al campesino, al caballo y al trigo”.


Vincent Van Gogh




Toda interpretación de la realidad no puede estar exenta de poesía y creatividad. Semeja esa ventana a un mundo invisible que son capaces de construir algunos artistas. En la vida cotidiana la ilusión de una realidad única no es otra cosa que el resultado de la interferencia constructiva de todas las realidades. Hemos soñado el mundo y dentro de él soñamos que estamos inmersos en un mundo real y continuo, pero siempre hay pequeños intersticios donde algunos seres humanos de mirada escrutadora son capaces de atravesar para captar la vibración de la luz y vivenciar los campos de fuerza que constituyen el sustrato de la realidad.



“Todo artista es una dualidad o una síntesis de actitudes contradictorias. Por un lado es un ser humano con una vida personal, mientras por otro es un proceso creador impersonal. Siendo así, el artista está en constante conflicto, entre su anhelo natural de felicidad, satisfacción y seguridad como individuo por una parte, y por la otra una pasión avasalladora por crear, la que a menudo lo lleva al olvido de sí mismo. Con frecuencia esto conduce a vidas altamente insatisfactorias o trágicas, pareciendo que es muy corriente que se pague caro el don de crear”.


Carl G. Jung


Vincent fue un visionario capaz de captar esa energía sutil, su mente y sus ojos febriles parecían estallar por el vértigo provocado por el constante movimiento de las líneas de fuerzas entrelazadas y circulantes que constituyen indistintamente la materia. Este pintor, poseedor de visión etérica, ha legado a esta generación el privilegio de introducirnos a un mundo en vibración, y a viajar tal vez como una partícula-onda a través de los trigales arlesianos.



(Fragmentos de "Van Gogh y el Mundo Invisible" de Patricia Zárraga en la revista Alcione)



2 comentarios:

Graciela dijo...

Las etéreas ilustraciones de Fito Espinosa muestran un mundo invisible, mágico, alado o transparente.
Las pinturas de Vincent transmiten la fuerza arrolladora de la naturaleza: cielos, cipreses, trigales, unidos por poderosa energía, también invisible, no para él, que pudo plasmarla en su obra y abrirnos los ojos.
Mundos sutiles o mundos apasionados, muy diferentes, pero invibles.

Mermaid Lullaby dijo...

Exacto: dos formas muy diferentes de mostrar lo que permanece oculto, latente bajo la realidad aparente.

Tú también haces visible otro mundo con tus pinturas. El mundo que tú ves, en el que también vives. Los pintores sois siempre seres generosos, porque entregáis mundos enteros a cambio de una mirada.