lunes, 9 de agosto de 2010

Balada de la cosecha.


Fotos: Mermaid.


Balada de la cosecha.
Jorge Debravo

Madura, dulce y buena como un fruto
te me pusiste, amada.

Tan madura que fuiste, lentamente,

madurando la casa.

Tu vientre, rebosante por el hijo,

era como una tierra cultivada.

Estabas tan inmensa, tan inmensa,

tan llena de ternuras y esperanzas,

que no podías entrar a los rincones

porque ya no cabías. Bajo las sábanas,

en el lecho nupcial, había un olor

como de estrellas blancas

cortadas con la mano,

como de avemarías

rezadas en la infancia.

Todo olía a ternura en nuestra alcoba.

Todo olía a cosecha en nuestra casa.

Y un día - como una fruta muy madura,

muy herida y muy blanda -

te dividiste por la mitad, despacio,

y hasta el viejo recuerdo trascendió a ropa blanca.

A mi alma bajó una estrella dulce,

tierna como una cántara.

Y mi alma, contagiada de cosecha,

se maduró también, como la casa....






6 comentarios:

Sara Sánchez dijo...

Como siempre las fotos preciosas y el poema maravilloso, dulce y emocionante.
Un abrazo

Joy dijo...

Mmmmmmmm....!!!

Se huele la calidez de la recogida!!!

Alguna de estas preciosas fotos, la pintaré, si me lo permites...

Un beso muuuuy grande, Sirena.

Cronopias dijo...

BELLEZA.
BELLAS IMÁGENES.
BELLO POEMA.

Graciela dijo...

Estas fotos, sobre todos las primeras, transmiten una calma, un silencio sobrecogedor...provocan un estado meditativo.
Te recomiendo veas este blog:
http://rogerdautais.blogspot.com/
Este artista también muestra círculos en la naturaleza: en la arena, con hojas secas, de modo muy poético, exquisito.
Creo que lo de la fotografía deberías hacerlo igual que lo haces ahora, pero tomarlo más seriamente. Ya no es cosa de aficionados, estás haciendo Arte con ellas, sin ninguna duda.
Si estuviera cerca, yo misma te llevaba algunas, para buscar un espacio o galería y montar una exposición. A ver si lo piensas para un futuro...no muy lejano.
El poema muuuy bonito también, pero las fotos ya se bastan por sí mismas.
Un beso!

Florencia dijo...

Hermosas las fotos y el poema!

Mermaid Lullaby dijo...

Esa mujer del poema, de vientre rebosante, y que hace que toda la casa huela a cosecha, es la misma tierra, madura y cultivada. Ahora que la tierra ya ha dado sus frutos, y el grano está recogido, la sensación de paz en el campo es enorme. Se siente la bondad de la naturaleza, de la vida. Aquí todos están contentos, con los graneros bien llenos.

Sara y Mónica: Gracias por vuestras palabras. Sabéis que valoro mucho vuestra opinión y vuestros comentarios.

Joy: Me ENCANTARÍA que pintaras alguna de estas fotos! Hazlo, por favor.

Graciela: Es cierto; mirar esos campos, con esa luz tan cálida, te lleva a un estado meditativo muy parecido al que se consigue mirando el mar.
Me ha encantado el blog. Es lo que se llama "Land-Art". Precioso.
Lo de la exposición no lo veo tan claro, pero... el tiempo dirá. Eso de que hago Arte me ha llegado al alma! (sobre todo viniendo de una artista de verdad)Besos.