lunes, 16 de agosto de 2010

¿Realmente me estás leyendo?



...Así eran las cosas antes de los blogs.
¿Te acuerdas?

Creo que recuperaré el viejo cuaderno
con mis dibujos,
mis poemas inacabados...
Lo dejaré olvidado en el camino,
y esperaré a que alguien lo lea,
y me entienda,
y me regale una florecilla
entre sus hojas.



7 comentarios:

Graciela dijo...

Me encantó el video y no te imaginas cuánto lo comparto.
Yo siento que a medida que los blogs han crecido, paradójicamente ha bajado la "comunicación".
Noto que los blogs nuevos o que llevan unos meses, aún viven la intensidad, el entusiasmo inicial. Luego, es difícil sostener la atención y las respuestas no siempre llegan o no son lo que esperamos.
En mi caso, trato de no hacer post largos porque ya sé que la gente no los lee. Por algo Twitter está de moda: tienes un límite de caracteres para decir lo que piensas o lo que estás haciendo.
En fin...las redes sociales están
al tope en este momento. Yo creo que no se puede comparar con un blog, pero el mundo parece mirar en esa dirección.
Yo me identifico como tú, con esa chica del diario íntimo. Así quisiera yo dejar mis pinturas y que alguien se detuviera de verdad frente a alguna de ellas.
Nostalgias...de un tiempo que se fue.
Aprovecho a preguntarte por tu experiencia en Facebook: ¿lo usas como un link para tu blog o para relacionarte con amigos y familia?
Yo estoy muy negada con FB pero creo que no me quedará otra alternativa a la larga...
Besos.

Graciela dijo...

Me he quedado pensando, que si sólo pudiésemos seguir 10 o 15 blogs, para poner un ejemplo, es decir,si hubiera un límite establecido, tal vez nuestras elecciones serían más sinceras y los seguidores más auténticos.
Claro, esto a nadie le interesa, todos queremos darnos a conocer y es lógico que así sea.
Y aunque lo he chequeado pocas veces,hoy he comprobado que no eres "seguidora" de ninguno de mis blogs.¡¡¡ Qué gracioso, me ha sorprendido!!! Tal vez ni tú lo sepas...

Mermaid Lullaby dijo...

A mí, Facebook no me gusta NADA. Aprovechando que estoy de vacaciones y tengo más tiempo, y "presionada" por bastantes amigos que llevaban tiempo insistiendo en que abriera una cuenta, al fin lo he hecho. Pero FB me parece, como tú bien dices, una forma de comunicación muy vacía, muy de estos tiempos por la inmediatez y superficialidad. No va nada conmigo. En fin, ahí está mi cuenta: abierta para todos esos amigos. Pero lo que es a mí, no me aporta prácticamente nada.

Ya sabes que a mí me va mucho más el blog. Pero también sabes ya que de vez en cuando me asaltan unas enormes dudas acerca del sentido de mantenerlo abierto y "alimentarlo" con regularidad. Es verdad que me sirve como forma de expresión, para dar cauce a muchas inquietudes. Pero con mucha frecuencia me decepciona la respuesta, como a ti. Me dan ganas de coger mi antiguo diario y olvidarme de este mundo extraño de internet, que no acabo de hacer mío.

En realidad, mi caso es muy distinto al tuyo. Yo no tengo un interés especial en darme a conocer. Prefiero tener un grupo reducido de amigos con los que conecte de verdad y me aporten sus impresiones sobre lo que publico. Quité el cuadro de seguidores hace mucho tiempo porque no me importa nada ese enorme número de hipotéticos lectores. No me lo creo, sencillamente.

A mí también me sorprende que no conste como seguidora en tus blogs, porque son de los que más sigo. Pero como tú ya lo sabes, creo que no será necesario añadirme a la larguísima lista de seguidores que ya tienes, no? De todos modos, si te hace ilusión, no tienes más que decírmelo.

Yo seguiré haciendo los posts tan largos como me apetezca. Que los lea quien quiera.

En cuanto al antiguo cuaderno... no sé. Quizá ese tiempo "que se fue" a la larga vuelva, como todo. No pierdo la esperanza.

En fin, Graciela. A ti no necesito hacerte la pregunta con la que titulo este último post. Ya sé que tú sí me lees de verdad. Hay personas únicas, como tú, que han llegado a mí a través de este blog, y eso siempre se lo tendré que agradecer. Un abrazo.

inma valderas dijo...

Todo tiene su momento. Hace un par de años empecé a seguir el Live Journal de una chica con una forma de escribir que me cautivó, era ( y seguirá siendo) brillante. Entraba casi todos los días a leer sus historias y reflexiones. Para mí fué importante, hizo que me planteara cosas en las que nunca había pensado. Nunca dejé un comentario porque me intimidaba un poco. ¿ Qué podía decir? ¿Me gusta cómo escribes?...me parecía poca cosa.
Ahora que tengo el blog me doy cuenta de que el feedback es importante. Aunque digamos que publicamos sin esperar respuesta, parece que todo tiene más sentido si la hay.
Escribir un diario como la chica del video es una satisfacción íntima y personal. Pero todo cambia cuando alguien lo lee y hay respuesta. Parece un milagro...y eso es un blog. Aunque sólo responda un persona.
La pregunta será si necesitas compartir tu mundo. Cuando la respuesta sea: "No", puedes volver al diario íntimo, como haría la chica del Live Jounal.

Mientras tanto sigo leyéndote o abriendo tu página para oir la selección musical mientras dibujo. A mí me aporta, pero tendrás que valorar si a tí también.

Un besazo desde un Castellón tormentoso

Mermaid Lullaby dijo...

Tienes toda la razón, Inma: la verdadera cuestión es si necesito compartir mi mundo. O hasta qué punto debo hacerlo.

Gracias por tu "iluminación" y por ser una de mis seguidoras más fieles. Besos.

inma valderas dijo...

Me he quedado dándole vueltas a la "receta" que daba Andrés Pascual para conseguir que un libro sea un éxito. Cuando me he encontrado con una historia que me ha atrapado, lo que he sentido , precisamente, era que mi corazón quedaba expuesto.
Nunca me había planteado que para que eso sucediera era necesario también el corazón expuesto del escritor. Claro, es lógico, pero nada fácil.

He estado buscando "El compositor de tormentas", pero se ve que se me ha adelantado todo el mundo. Tendré que esperar unas semanas porque estaba agotado.
Me conformaré con leer el fragmento que tienes puesto en el blog

Besos

Mermaid Lullaby dijo...

Te recomiendo ese libro y también el otro (sólo ha escrito dos por ahora). Se llama "El guardián de la Flor de Loto". Ambos están llenos de aventura, pero también de humanidad y de poesía.
He tenido ocasión de hablar con Andrés -vía internet- y me ha parecido además un tipo excepcional, muy cercano y nada endiosado para el éxito que está teniendo.
Insiste con los libros, que vale la pena.
Mientras tanto puedes echar un vistazo a su página web: http://www.andrespascual.com/

Pues sí: ir con el corazón por delante como escritor y como ser humano puede ser muy, pero que muy peligroso. Por eso, cuando alguien lo hace, se gana en el acto toda mi admiración y mi respeto. Desgraciadamente, es cada vez menos frecuente en los tiempos que corren.
Besos.