lunes, 30 de abril de 2007

Fantástica ENYA


Para terminar el recorrido que he hecho últimamente por mi música favorita, hoy hablaré de una cantante a la que sigo ininterrumpidamente desde que se dio a conocer en España.
Enya (pseudónimo de Eithne Patricia Ní Bhraonáin), es una cantante irlandesa de música new age que empezó componiendo bandas sonoras para películas: el primer encargo importante fue para el documental británico The Celts. El éxito le llegó con Watermark, que sentó el esquema general que iban a seguir todos sus discos.
Junto a algunos instrumentales, suele tener un hueco una canción en su lengua materna, el gaélico, y en ocasiones en latín. Así mismo, ha hecho pequeñas incursiones en otros idiomas, como el galés, el español, las lenguas imaginarias como el quenya o el sindarín de El señor de los anillos o, más recientemente, el japonés. Todo ello sin abandonar el inglés. Sea cual sea la variedad lingüística, su música es siempre relajante y tiene siempre un punto de misterio y una carga enorme de fantasía.
A diferencia de otros muchos cantantes actuales, Enya compone y produce sus propias obras desde 1987 y aun continúa sacando colecciones al mercado, cosa que no está al alcance de todos los cantantes actuales. También a diferencia de muchos artistas musicales, y para disgusto de sus seguidores, entre los que me cuento, Enya no hace conciertos.
Si accedéis a su página web, (www.enya.com), tendréis la oportunidad de conocer una de las páginas más bonitas y originales que hayáis visto nunca. Está absolutamente en concordancia con su música.
Aquí tenéis uno de los mejores ejemplos de su producción: El tema de Aragorn y Arwen, de "El Señor de los Anillos". Dadas las características de la(s) película(s), creo que no han podido encontrar una banda sonora mejor que la de Enya.
Theme For Aragorn ...

2 comentarios:

Hadita dijo...

Ana,eres un encanto. Además de documentarme ampliamente sobre tu música preferida me deléitas incluyendo melodias de las que son tus predilectas. Gracias por tu blog, por sus contenidos, de los que soy asidua lectora, y por ese espíritu tan selecto y romántico que te dotó la Madre Naturaleza. Besitos....

Anónimo dijo...

Estamos de acuerdo, la mejor música que podían haber elegido es la de Enya; no sólo se encuadra perfectamente con la estética de la película, sino que la engrandece.Las escenas de la película en las que aparece esta música, te llegan más, no por la calidad de las imágenes, sino por la calidad del sonido que te invita a transportarte a un mundo distinto y mejor.