miércoles, 11 de julio de 2007

CIENCIA Y CONCIENCIA


Como ya todos sabemos, hace muy poco ha sido nombrado un nuevo Ministro de Sanidad: Bernat Soria. Resulta que Bernat Soria nació en Carlet, pueblo en el que se encuentra "La Devesa", el colegio en el que trabajo. Además, ha sido padrino de una de las promociones de alumnos del colegio. Todo esto hace que este nombramiento nos enorgullezca especialmente a mí y a mis compañeros de trabajo. Y, por supuesto, no sólo por su procedencia.

Bernat Soria es investigador pionero en el campo de las células madre. Eso ya es motivo suficiente para que el secretario general de la Conferencia Episcopal Española se haya pronunciado tajantemente en su contra, argumentando que la “ciencia sin conciencia no es ciencia, sino un peligro para la sociedad”. Por supuesto, la postura de Bernat Soria, en cuanto se refiere al trasfondo moral de respeto de los derechos humanos, no coincide en absoluto con lo que la Iglesia cree. Los obispos han manifestado reiteradamente su oposición a la investigación con células madre embrionarias por considerarla «un abuso contra la dignidad del ser humano».

Como respuesta a estas afirmaciones transcribo parte de una nota que mi compañero Héctor Solsona nos ha enviado a todos, vía intranet, al conocerse la noticia. Ni se puede decir más claro ni puedo estar más de acuerdo:

"Frente a aquellos que vinculan la verdad y el bien al dolor y al sufrimiento, están los que instintivamente saben que dolor, tristeza y sufrimiento son el índice del error y lo falso. Sólo puede ser verdad y bien lo que da alegría y aumenta nuestra capacidad de obrar en el mundo.

Ojalá, de entre los apadrinados por Bernat Soria en aquella promoción de alumnos de La Devesa en Carlet, salga uno o varios investigadores más, que más allá del hipócrita discurso de la moralina falsa, reaccionaria o cobarde que se dedica a calumniar y a despreciar a la vida y a la humanidad entera, se adentren en el conocimiento y comprensión de los mecanismos biológicos que permitan paliar o sanar el dolor, el sufrimiento y la dura fragilidad de la vida humana aquí y ahora."