lunes, 26 de noviembre de 2007

Gracias por este poema...



LAS HADAS

Soñé vagar por bosques de palmeras,

cuyos blondos plumajes,

al hundir su disco el sol en las lejanas sierras,

cruzaban resplandores de rubí.

Del terso lago se tiñó de rosa,

la superficie límpida y azul

y a sus orillas garzas y palomas

posábanse en los sauces y bambús.

Muda la tarde ante la noche muda,

las gasas de su manto recogió;

de lindo mar dormida en las espumas

la luna halló la y a sus pies el sol.

Ven conmigo a vagar bajo las selvas

donde las hadas templan mi laud;

ellas me han dicho que conmigo sueñas,

que me harán inmortal si me amas tú.


-Jorge Isaacs-