lunes, 27 de octubre de 2008

Halloween



Ya sé que lo de celebrar Halloween no es muy de aquí. Pero no me importa en absoluto. Por eso hemos fabricado nuestra propia calabaza terrorífica, y Marina ya está preparando su escalofriante disfraz de bruja para el viernes. Por ahora, ahí van unas fotos de nuestra artística creación.
A propósito. ¿Y por qué no vamos a celebrar Halloween? Yo, la verdad, casi soy capaz de identificarme más con esta fiesta de origen pagano, en la que los celtas agradecían la cosecha del verano y trataban de mostrar a las almas perdidas su camino hacia el más allá, que con otras fiestas impuestas por nuestro calendario oficial y que, la verdad, nunca acabo de comprender muy bien...