martes, 4 de noviembre de 2008

LA BUENA VIDA



Recomiendo con todas mis fuerzas este nuevo libro de Alex Rovira, que a partir de hoy mismo, que acabo de terminarlo, pasará de forma permanente a mi mesilla de noche como mi nueva "Biblia".

Aquí va una cita que , entre otras muchas, me parece brillante, y que aparece en un capítulo que Alex Rovira titula "Somos piel":

"Precisamente porque en la caricia convive lo animal y lo bumano nos recuerda que somos piel, que somos materia, pero también nos abre la puerta a momentos de trascendencia. Quizás por ello decía Paul Valéry que lo más profundo que tenemos es la piel: el recuerdo de los mimos y arrullos de la madre; de los abrazos del padre; de los besos y caricias del ser amado; el tacto de la piel de nuestros hijos, forman parte de las memorias más valiosas que nos acompañan. También la caricia que nos brinda la naturaleza: el tacto de la tierra, de la corteza del árbol, los pies sobre la hierba, del agua, del manto del cachorro, los pasos en la arena... cualesquiera de ellos nos relajan, despiertan nuestra paz interior y alegría, porque nos remiten a lo esencial."