lunes, 29 de diciembre de 2008

El Arpeggione de Schubert.



El arpeggione es un instrumento musical derivado de la viola da gamba, hermano del violoncello (por la forma) y de la guitarra (por sus seis cuerdas), inventado en 1823por un luthier vienés, Johann Georg Staufer.

La única obra importante para este instrumento de efímera existencia es la Sonata para arpeggione y piano D. 821 de Schubert, que probablemente fue encargada por el propio Staufer.

He escuchado esta sonata en directo en múltiples versiones: en versión de cello, de viola, de contrabajo, con acompañamiento de piano o de orquesta de cámara. Y siempre me ha fascinado. Aunque tengo que reconocer que escuchar el Arpeggione me traslada a momentos de mi vida que no siempre quiero recordar. Conocí a un músico, un viola, que tocaba esta obra como nadie...

También me atrae especialmente la figura del compositor. Schubert nació en Viena y vivió en la primera parte del siglo XIX. Admiró toda su vida a Beethoven, y fue continuador del Romanticismo musical que éste inició.
Cuando yo iba al cole ya me sabía algunos de sus preciosos Lieder de memoria. Y fue él quien puso en mi imaginación una ilusión que no he cumplido, pero todavía espero cumplir:
En Viena, Schubert llevó una vida bohemia rodeado de intelectuales. Fue amante de las tabernas y de los ambientes populares, y se mantuvo alejado de los salones y de la etiqueta nobiliaria. De este entorno procede el famoso término de SCHUBERTIADAS: reuniones de artistas de todos los ámbitos que formaban un círculo brillante y animado dedicado a la música y a la lectura.
Y ése es precisamente uno de mis sueños: organizar y participar en reuniones de ese tipo. Música y literatura juntas forman un tándem imposible de superar.

Hasta que llegue ese momento y pueda contar con vuestra asistencia, aquí tenéis el primer movimiento de la Sonata Arpeggione. Preciosa.

2 comentarios:

JULS~ dijo...

Piano & cello are lovely together! BRAVO!

#Silvilene# dijo...

Ola um otimu ano novo p vc tbm viu? 10000000 bjkssxxx...