viernes, 26 de junio de 2009

500

Leonard Cohen


Take this waltz, basada en el Pequeño Vals Vienés de Poeta en Nueva York (1929 - 1930) de Federico García Lorca. Incluida en el álbum I'm your man (1988) de Leonard Cohen.


Celebro hoy mi entrada número 500 en este blog, y quiero hacerlo rodeada de belleza.

El gran Leonard, tan devoto del poeta granadino que llamó a su propia hija Lorca, une su hechizo al embrujo de Federico y al de la propia Luna y nos hace bailar, casi flotar, por paisajes de amor, de muerte, y de profunda belleza…

Os invito a bailar conmigo por este salón vienés con la música de Cohen, con cada palabra de Lorca. A vuestros pies, un eco de tristeza se deslizará hasta el mar, y volverá luego renovado, y os arrastrará con él. Dejaos llevar por este vals, que hace bailar el alma...


Pequeño Vals Vienés
Federico García Lorca

En Viena hay diez muchachas,
un hombro donde solloza la muerte
y un bosque de palomas disecadas.
Hay un fragmento de la mañana
en el museo de la escarcha.
Hay un salón con mil ventanas.

¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals con la boca cerrada.

Este vals, este vals, este vals, este vals,
de sí, de muerte y de coñac
que moja su cola en el mar.

Te quiero, te quiero, te quiero,
con la butaca y el libro muerto,
por el melancólico pasillo,
en el oscuro desván del lirio,
en nuestra cama de la luna
y en la danza que sueña la tortuga.

¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals de quebrada cintura.

En Viena hay cuatro espejos
donde juegan tu boca y los ecos.
Hay una muerte para piano
que pinta de azul a los muchachos.
Hay mendigos por los tejados,
hay frescas guirnaldas de llanto.

¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals que se muere en mis brazos.

Porque te quiero, te quiero, amor mío,
en el desván donde juegan los niños,
soñando viejas luces de Hungría
por los rumores de la tarde tibia,
viendo ovejas y lirios de nieve
por el silencio oscuro de tu frente.

¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals, este vals del "Te quiero siempre".

En Viena bailaré contigo
con un disfraz que tenga
cabeza de río.
¡Mira qué orillas tengo de jacintos!
Dejaré mi boca entre tus piernas,
mi alma en fotografías y azucenas,
y en las ondas oscuras de tu andar
quiero, amor mío, amor mío, dejar,
violín y sepulcro, las cintas del vals.


12 comentarios:

Graciela dijo...

Felicitaciones de corazón por tus 500 entradas! Son un ejemplo de perseverancia y COHERENCIA.
Hay un hilo conductor de belleza, armonía, buenos deseos para el mundo en tu blog. Como te dije alguna vez, aquí se siente la suave caricia del mar en la orilla.
Has creado un ventanal hacia la belleza, la poesía, la música...
Brindo con mi taza de té con canela, en una tarde de invierno, por el blog de la sirena.

Simone B. dijo...

Enhorabuena Mermaid..500 post!!..espero que sean muchísimos más y siéntete orgullosa porque mantener esa cantidad contandonos todo lo que nos cuentas es una maravilla.
Me alegro de tenerte por aquí.

Muchos besos ;)

Mermaid Lullaby dijo...

Graciela: Leerte siempre me da ánimos para seguir aquí; una tarea muy exigente a veces, pero que al mismo tiempo recompensa y reconforta en tiempos difíciles. Esa armonía de la que hablas, y que con poca frecuencia se encuentra en el mundo de "allá afuera", es efectivamente, la que yo quiero conseguir. Que este espacio sea como un oasis, o una pequeña isla amable en la que descansar y coger fuerzas. Ése y no otro es el objetivo último de este blog. O, como dije en otra ocasión, la "hora del recreo", en la que mis amigos y yo dejamos los libros sobre la mesa y salimos a respirar hondo, a correr, a oxigenar el cerebro. Aunque luego tengamos algún examen esperándonos...
Un abrazo.

Mermaid Lullaby dijo...

Gracias por tu presencia y por tus ánimos, Simone!
Encantada de compartir este espacio contigo: otra "mamá bloguera" con mucho mérito compartiendo mi hora del recreo!

Palabras Andantes...... dijo...

Mermaid, cada entrada tuya en el blog es una perla envuelta de tu delicadeza y sensibilidad.
Felicidades y gracias por compartir con nosotros todo aquello que te emociona.
Besos.

Mermaid Lullaby dijo...

Gracias, Belky!
La delicadeza y la sensibilidad, como la belleza, están en los ojos de quien las mira.
Compartir con vosotr@s es precisamente lo que da sentido a cada una de las entradas.
Un abrazo.

Carpe Diem dijo...

Felicidades por estás primeras 500 entradas, que se dice pronto… y gracias por dejarnos disfrutar de tu exquisita selección de artículos. Además me gusta como lo has querido celebrar, de esta manera tan sutil, casi susurrandonos la letra de este vals, sin aspavientos, modestamente y como siempre, con un excelente gusto, uniendo lo que más te gusta y siempre nos regalas, música, poesía, belleza y sensibilidad. Quienes mejor que Lorca y Cohen? Perfecta fusión.

Vaya… acabo de leer la 501!
Felicidades por estas 501 entradas, que se dice pronto…bueno, se tarda un poco más en decirlo que con 500, pero… bien vale la pena!

Te mando un beso desde la arena de mi Coliseo hasta la arena de tu playa.

Juani dijo...

El soplo de mar que no encontraba en este bosque sin mar, en este pueblo que no es mi pueblo, en estos pasillos que tú y yo hemos recorrido juntas, la inspiración de una musa cuando mi voz estaba apagada, la delicadeza, la elegancia, la belleza, el cariño, el apoyo, la confianza,... En definitiva, la voz de una sirena que te ilumina el oscuro camino que algunas veces nosotros mismos construimos. Eres mi sirena favorita, contigo cerca "adiós a la sirenita", ella es fantasía y tú, realidad.
Sigue escribiendo y ampliando tu blog, yo por mi parte lo he dado a conocer a mi familia y amigos porque tener cerca de mí a una persona capaz de generar cosas tan bellas es de lo mejor que me ha pasado este año.

Mermaid Lullaby dijo...

Con razón enseñas lengua y literatura. Tú predicas con el ejemplo! No sabes cómo me has emocionado...

El placer es mío, compañera. Personas sensibles, solidarias, creativas, como tú, la buena gente de verdad, no es nada fácil de encontrar. El mismísmo Spencer Kagan te querría a ti como colaboradora; nadie como tú sabe crear "espíritu de equipo".

Gracias por dar a conocer este espacio. Ahora, contigo dentro, lo has hecho mucho, mucho, muchísimo más valioso.

Un abrazo.

Elio Milay dijo...

Yo no felicito por cantidad. Yo felicito exclusivamente por calidad. 500 entradas no son garantía de nada, porque también hay tontos muy perseverantes capaces de publicar 500 tonterías seguidas. Y con facilidad, porque no hay nada más sencillo que hacer proliferar sandeces. La inteligencia conlleva un trabajo de reflexión que el atrevimiento lelo no exige.

Coincido con Graciela en que todo este blog mantiene de principio a fin una coherencia digna de elogio. Echo en falta algunas cosas, pero las que hay me gustan. De muchas incluso aprendo, y eso no es tan habitual. Yo aprovecho más el tiempo abriendo un libro que abriendo un blog. Pero tú eres una excepción en ese sentido. No siento que esté perdiendo el tiempo cuando entro aquí. Al contrario. Y si echo en falta cosas, es precisamente porque yo a quien más exijo es a quien más me gusta.

Quien no me interesa, seguramente no me verá criticarle demasiado, ni quejarme de nada. Porque de los olmos no espero peras, ni de los superficiales profundidad.

En tu caso, como eres todo un huerto de frutales, sólo puedo decir que me gustan incluso los gusanos verdes que hay roncando dentro de algunas de tus manzanas.

Felicidades por la calidad del blog. La cantidad no me importa. Te felicitaría de igual modo de haber estado cuando cumpliste tus primeras diez.

Quiero dejar constancia también de que las entradas que más me gustan son aquellas en las que a la estética se suma una gran carga ética. Y las que menos, aquellas en las que la estética lo es todo y no tienen dentro ningún mensaje trascendente más que: Oh qué chuli...

Conmigo, me pasa exactamente lo mismo. Me gusto y me disgusto, por las misma razones. Y cuando me doy cuenta, sé dónde está la categoría humana, y dónde la simple frivolidad evasiva.

Mermaid Lullaby dijo...

Felicites por lo que felicites, agradezco tu felicitación. Entre tus alabanzas no hay ninguna gratuita, lo sé. Así que muchas gracias.
Mi combinación favorita también es la de "ética+estética", pero si no pierdo de vez en cuando la intensidad y frivolizo un pelín, me agoto. Lo lúdico, que simplemente relaja y alegra la vista, también es importante. A fin de cuentas somos hombres y mujeres de carne y hueso (por lo menos yo).

Yahaira dijo...

Hola Mermaid:

Muchos saludos, me alegra que llegues a las 500 entradas.

Un beso enorme y sigue adelante en lo que haces. Mis buenos deseos siempre contigo y mucha buena energía para cada tarea que inicies.