domingo, 14 de junio de 2009

Darse permiso.

"What dreams are made of"
Margaret Dean

"Uno de los secretos de vivir consiste probablemente en darse permiso a uno mismo para ser, en cada momento, cualquier cosa que se quiera ser, por contradictoria, inoportuna o difícil que parezca. No hay mayor libertad que permitirse sentir lo que se siente, pensar lo que se piensa, desear lo que se desea. Sin trabas, juicios, condiciones ni complejos, aceptándolo como parte del ser complejo y libre que somos. Sólo entonces se resuelve lo que parecía complicado y puede transformarse. Todo aquello que se evita, de algún modo persiste.


El fardo de exigencias que hacemos nuestras es muy pesado. Resulta agotador responder a tanta orden y vivir de acuerdo a lo que se espera de nosotros y a lo que hemos aprendido a esperar de nosotros mismos. A menudo no nos permitimos disfrutar, ni equivocarnos, ni siquiera estar enfermos. O quizás no nos concedemos el derecho a estar tristes o a ser frívolos.


Pero siempre es posible decir “no” a una demanda, compromiso, responsabilidad o presión, propia o ajena, y no hacer nada que no se quiera realmente hacer. Si consiguiéramos soltar lastre y rechazar todos esos imperativos que no se corresponden con nuestros verdaderos anhelos, nos cambiaría la expresión y andaríamos más ligeros. Y exigiéndonos menos también perdonaríamos más. Se trata tan sólo de actuar de forma más espontánea, de ponerse las cosas más fáciles.


A veces, sin embargo, nos falta el permiso para el “sí”. Nos cuesta abrir paso a lo que está luchando por librarse de nuestro control y podría darnos la mayor satisfacción. En algunas personas el autosabotaje puede llegar al extremo de privarles de amar e incluso de ser amadas. Bastaría con ceder al impulso de la vida y dejar que florezca lo que ya se tiene y se es.


La clave consiste en permitirse tanto equivocarse como triunfar, en tolerar la posibilidad del error como estar dispuesto al acierto. En cualquiera de los dos casos, se disfruta de lo que surge de la libertad y no de la exigencia. Esperar resultados perfectos o no confiar en los sueños y las oportunidades puede ser sólo una coartada para no actuar."


Yvette Moya-Angeler

Revista "Cuerpomente" nº 203

7 comentarios:

Mermaid Lullaby dijo...

Para mi amiga Yahaira, que dándose permiso para ser ella misma, está dando una oportunidad a sus sueños.

Lili.- dijo...

Qué lindo regalo le hacés Sirena. Seguramente nuestra querida Yahaira irá ensayando despacio, saboreando cada momento en este re-conocerse. Buscar quienes somos es un proceso apasionante en el que día a día vemos mejor, más profundo, más lejos...
Hermoso post mi amiga! Sigamos buceando :0)
Un beso a la autora y a la honrada con el mensaje especial.-

Yahaira dijo...

Qué linda entrada sirena. Gracias por ser como eres y compartir el texto.

Es muy bonito que alguien se tome la molestia de pensar en otra persona.

Saber que estas conmigo y que tu ánimo me sigue abrigando.

Como siempre tu espacio es un lugar para descansar y abrirse a nuevas experiencias. Y es que así eres tú...

Gracias por permanecer y seguir adelante en la aventura de los blogs. Es bueno saber que esto está tan lleno de ti...

Besos sirena y gracias Lili por tu amistad también...es bueno saber que en la distancia nos encontramos aunque muchas veces no digamos mucho.

Aún en el silencio nos encontramos y somos parte de ese inmenso espacio en el que aprendemos a comunicarnos sin palabras, guardando nuestros recuerdos sin olvidarnos.

Yo no he olvidado a nadie y los guardo a todos en mi corazón. Un beso para ti Lili, también.

Graciela dijo...

Hola Mermaid!
Me ha gustado este post. Por puro perfeccionismo y autoexigencia borré mi blog hace diez días y en verdad lo extraño.
Me doy cuenta que pese a sus imperfecciones es parte de mi vida.
Lo recuperé y lo iré llevando poco a poco.
Ya sabes que eres bienvenida y espero que me aceptes con mis contradiccciones, que eso me hace más humana y no un ente del ciberespacio.

Palabras Andantes...... dijo...

y como bien dice A. Jodorowsky: "no hay alivio más grande que comenzar a ser lo que se es. No hemos venido a este mundo a realizar sueños de otros, sino los propios".

y creo que es una de las claves para vivir nuestra vida en armonía con nosotros mismos y con los que nos rodean.

un abrazo.

bett/ dijo...

hola Mermaid es realmente fabulosa ésta entrada...saludosssssssssss

Mermaid Lullaby dijo...

¡Cómo me gusta que os haya aportado tantas cosas buenas este artículo!

A soñar, chicas, a pisar fuerte por la vida, y a vivir siguiendo nuestro propio camino, no el que otros tracen por nosotras!