jueves, 16 de julio de 2009

Humilde rebanada de la naturaleza.

"Memory tree"
Fikree


NATURALEZA


La naturaleza está ahí, sola, esperando ojos que la revelen, corazones que la sientan. Desde sus montes o sus llanos, desde sus bosques o sus praderas, la naturaleza es en principio una expectativa, una oquedad para ser llenada, una propuesta para el augurio.

Es tan antigua como el universo, aunque sea apenas una trocito de esa inmensidad. En la naturaleza surge y se levanta la vida. Aun en pleno desierto, crea sus oasis.

Como dejó escrito uno de los heterónimos de Pessoa, “el único sentido oculto de las cosas es no tener sentido oculto.” Pues bien, la naturaleza no tiene sentido oculto. Preexiste y existe a la vista de todos.

Cada sobreviviente es una humilde rebanada de la naturaleza. O sea que vos sos naturaleza. Y yo también, por suerte yo también.


Mario Benedetti

(de “Vivir adrede”)

4 comentarios:

Petrarca dijo...

Está bien sentirse inútil de vez en cuando, como un árbol perdido o una cascada sin central hidráulica. Existir por existir.

Mª José dijo...

Genio en sus palabras, cuantas veces ignoramos lo que esta a nuestro alcance. Preciosa la foto!!! Para este fin de semana te mando besos de colores

Elio Milay dijo...

Señor Petrarca, un arbol perdido no es inútil. Aporta oxígeno al mundo y mantiene la tierra cohesionada con sus raíces.

Y una cascada sin central hidráulica no es inútil. Sirve para que un niño se caiga, Superman lo salve y podamos ir a ver la película al cine.

Elio Milay dijo...

"Vivir Adrede" se ha convertido en otro de mis libros favoritos gracias a ti. Este texto y su homenaje a los árboles, me parecen tan fundamentales como el poema al Olmo de Machado.