sábado, 18 de julio de 2009

Silencio en las aulas.


Hay pocas cosas más extrañas que un colegio vacío. Los gritos que suelen retumbar por aulas y pasillos, dejan paso a un silencio sepulcral, en el que flota todavía un olor a lápices, a gomas de borrar. En los árboles del patio siguen grabados los corazones de todas las adolescencias, y cuando aquel enamorado ya no recuerde ese nombre que apretó dentro del corazón, su huella seguirá ahí. Y el árbol. Y el patio, ocupado por nuevos adolescentes, y por nuevos corazones.


De pronto, inesperado, el timbre del patio suena, siempre estridente, sigue sonando, ... aunque esta mañana ya no hay niños que se empujan para salir, ni peonzas girando en las aceras.


Y sin darnos cuenta, mucho antes de lo que imaginamos, otra vez pasará el tiempo de playa, de siesta, de estival despreocupación, y la pequeña nostalgia de hoy, la extraña sensación del colegio vacío, dará paso otra vez a la explosión de vida, a los gritos, a los empujones para salir al patio, al olor de nuevos lápices, relucientes, para estrenar el nuevo curso. Y sonará el timbre que marcará el nuevo comienzo.


Intentad recordar aquel momento de felicidad suprema en que el timbre de salida daba comienzo a las vacaciones de verano. Recuperad aquella sana alegría y dad la bienvenida a este fugaz período de descanso. Yo lo he hecho hoy mientras cerraba la puerta de la sala de profesores, por última vez este curso.


Feliz verano a todos.

6 comentarios:

Elio Milay dijo...

Recuerdo el verano de 1986. El día de fin de curso, mi profesor me dijo que hiciera un resumen de todo el libro de Ciencias Naturales y que se lo mostrase en Septiembre. Como tarea para el verano, era bastante incómoda. Pero yo la hice todavía más incómoda, porque casi escribí una enciclopedia. Más que resumen, era el libro de Ciencias acotado por mí. Quería impresionar al profesor para que dejase de pensar que yo necesitaba esos estúpidos trabajitos. Y llené el trabajo de dibujos hechos por mí, coloreados con plastidecor, pero extraordinarios, me pensaba yo.

Llegó septiembre, y el primer día de clase yo, todo ufano, me levanté de la silla y fui a la mesa del profesor a entregarle mi trabajo. Él no quiso ni mirarlo, me dijo "muy bien, muy bien, siéntate, que vamos a empezar la clase", y no me lo pidió nunca.

Años después, cogí aquel puto trabajo y en invierno en la cocina de leña de mi abuela lo usé como combustible fósil y salió convertido en humo por la chimenea.

Mi trabajo de Ciencias Naturales fue el responsable del cambio climático y del agujero en la capa de ozono. Y todo, por culpa de un maestro de pacotilla al que espero que el diablo le pinche mucho en el culo cuando baje al infierno.

Voy a tomarme una tila, que como decía mi abuelo, hoy estoy muy soviético...

P.S. FELICES VACACIONES y gracias por no parecerte en NADA al energúmeno a quien cité. (¡Espero!)

Mermaid Lullaby dijo...

¿Cómo que "esperas"? ¿Me imaginas a mi cometiendo una crueldad como esa? ¿Me ves capaz de ignorar a quien me necesita?
Para eso me hago funcionaria...

Si me dedico a esto es por mi paciencia infinita, mi respeto al ser humano y mi confianza absoluta en su evolución, ... y por las largas vacaciones, que además siempre coinciden con las de mi hija. Pocos pueden decir eso.

Feliz verano a ti también. Y tranquilo, que no me parezco NADA a aquel individuo.

ॐ Palabras Andantes dijo...

Querida Ana, felices vacaciones, disfruta de todo aquello que más te gusta y descansa todo lo que necesites.
que tengas un lindo verano!!
besos para ti y tu sirenita

salvadorpliego dijo...

Me hiciste recordar mi época de estudiante… Qué bella época aquella!!!!

Un fuerte abrazo para ti.

Anónimo dijo...

Buenas: ¡Te echaba de menos! pero al cole no. Espero que estés disfrutando de tus vacaciones. Yo estoy rodeada de mi mar y mi familia ¡Sin palabras! Nos vemos, un beso para mi sirena favorita.

Juani dijo...

Buenas: ¡Te echaba de menos! pero al cole no. Espero que estés disfrutando de tus vacaciones. Yo estoy rodeada de mi mar y mi familia ¡Sin palabras! Nos vemos, un beso para mi sirena favorita.

15 de agosto de 2009 20:00

Bueno como ves sigo sin dominar lo de introducir comentarios. El correo te lo envia tu compi Juani.