lunes, 26 de octubre de 2009

Mar de otoño.

Fotos Mermaid

Fragmentos de “Oda al mar”

Pablo Neruda


Aquí en la isla

el mar
y cuánto mar
se sale de sí mismo
a cada rato,
dice que sí, que no,
que no, que no, que no,
dice que si, en azul,
en espuma, en galope,
dice que no, que no.
No puede estarse quieto,
me llamo mar, repite
pegando en una piedra
sin lograr convencerla,
(…)

Padre mar, ya sabemos
cómo te llamas, todas
las gaviotas reparten
tu nombre en las arenas:
ahora, pórtate bien,
no sacudas tus crines,
no amenaces a nadie,
no rompas contra el cielo
tu bella dentadura,

(…)










1 comentario:

Graciela dijo...

Hace pocos días he visitado la casa de Neruda, Isla Negra, frente al oceáno Pacífico. Y ahora sé que estas palabras de sus poesías no eran metáforas, revelaban su verdadera adoración por el mar. Creo que tu disfrutarías mucho de la dicha de conocer esa casa. Ya te contaré con más detalles muy pronto!