martes, 24 de noviembre de 2009

Carl Larsson

"Desayuno al aire libre"

Carl Larsson (Estocolmo, 1853- Falun 1919) fue un pintor y diseñador de interiores sueco.
Su infancia fue un continuo ir y venir rodeado de miseria: sus padres carecían de ingresos económicos y apenas podían mantener a Carl y a su único hermano, Johan. El cólera, la enfermedad, la vida en los barrios bajos y la suciedad eran constantes en el entorno del joven Larsson.

"La recolecta de las manzanas"

Por suerte, en1866 tuvo la oportunidad de ir a la Academia de Arte de Estocolmo; en este curso preparatorio obtuvo hasta 12 medallas por su calidad como dibujante, pudiendo así optar a un curso de dibujo antiguo. Durante de la década de los setenta del siglo XIX, estuvo realizando numerosas ilustraciones para libros; sin embargo, alrededor de1877, tras viajar a París por primera vez, se ve sumido en la pobreza e incluso piensa en el suicidio.

"Hilda"

Sin embargo, dos años después cambia su suerte al conocer a la que será su musa y gran apoyo moral para el resto de su vida, la también artista Karin Bergöö. Después de conocerla y casarse con ella, comienza a recibir encargos, y realiza varios viajes que ayudan a conformar su talante artístico.

"Rincón del descanso"

En 1888 la familia Larsson se establece en la idílica Lilla Hyttnäs, una villa en Sundborn, aún hoy en pie, la cual reflejó innumerables veces en sus acuarelas, como símbolo de la felicidad familiar y de la prosperidad, premio a su infancia y adolescencia miserable y empobrecida.

"Lisbeth prepara el baño"

En sus ilustraciones representaba a su esposa y a los siete hijos que tuvo con ella: Suzanne, Ulf, Pontus, Lisbeth, Brita, Kersti y Esbjörn.

"Cuentos de hadas"

Su principal objetivo como artista era representar el "lado amable de la vida", después de toda una época de penurias: escenas cotidianas, cargadas de ternura y calidez, de su esposa con sus hijos, los niños jugando, los veranos en la playa, interiores del hogar, etc.

"Nuestro Ángel guardián"

El personal estilo de decoración de Karin y de Larsson dio como fruto una manera completamente moderna de acondicionar y estructurar una casa, de forma que fueron considerados verdaderos "diseñadores" de interiores, adelantados a su tiempo: colores cálidos, interiores plenos de luz, vajillas sencillas y demás detalles contrastaban con el estilo oscuro, recargado y victoriano de otros hogares de la misma época.

"Tocando escalas"

Larsson trabajó principalmente a la técnica de la acuarela, siendo más del noventa por ciento de sus trabajos totales.

"Después del baile"

"Ett hem åt solsidan" ("Una casa al sol") es un libro publicado por Carl Larsson en 1909, y que se hizo famoso desde su publicación. Esos “seres felices”, como concebía Larsson a su familia y a sí mismo, y a quienes describió una y otra vez con palabras e imágenes, esta “felicidad” sigue fascinando hoy día.

"Escribiendo cartas"

“Cuando cruzas el umbral de esta casa te hallas entre seres felices. Por otra parte, no hay nada más notable aquí, excepto la propia cabaña”.

Larsson no sólo nos ofrece un sermón: amar a los niños, a los hombres, a la naturaleza, a todas las cosas. Se trata de toda una filosofía de vida, claramente influida por escritores filosóficos muy leídos por aquel entonces, como Emerson o Ruskin, y con la que hoy día nos resulta difícil entusiasmarnos. Y sin embargo, muchos de sus ideales siguen siendo válidos: sencillez, naturalidad, humanidad.

"Deberes"

Los cuadros de Larsson hablan con encanto ingenuo y sincero de cómo vivía esta familia en una casa de madera pequeña y humilde en el sur de Suecia, y sobre todo de cómo se relacionaban entre sí. Larsson fue, ya en vida, el pintor más famoso de su país, y conquistó también internacionalmente un lugar entre las épocas y los estilos.

"Rosa y espalda"


http://www.scandinaviantreasures.com/


Casa de Carl Larsson en Sundborn (Suecia)

"La casa de campo"


Fuente: Wikipedia / "Carl Larsson-Fünfzig Gemälde", K.R.Langewiesche