miércoles, 4 de noviembre de 2009

Mini Doll, Mini Bug & Súper Mati.



Estas son las delicadas maravillas que ha creado nuestra hada particular, nuestra amiga Mati.
Y van los listillos de Imaginarium, y se las apropian. Menos mal que me han dejado traerme estos dos mini-tesoros a casa...

Y aquí andamos la sirenita y yo, pega que te pega: Una parejita de pájaros enamorados por aquí, una mariquita con vestido floreado por allá. Estas preciosidades que brillan como las alas de la mismísima Campanilla, vuelan ligeras ante nuestros ojos asombrados. Luego observamos nuestras manos y sonreímos: se nos ha quedado pegado a los dedos el polvillo mágico de la varita de Mati.

Oye, Mati: un día de estos tendrás que confesarnos tus secretos de hada buena. Nosotras, en justa correspondencia, seremos tus guías y te acompañaremos en un recorrido fascinante por nuestros mares, que tú pintaste un día de color violeta. ¿Te acuerdas?







2 comentarios:

Graciela dijo...

Muy dulces las ilustraciones de Matilina!
Y como ella bien dice: "lo pequeño es bonito". Imagino que habrán jugado como dos niñas con un nuevo tesoro!

Mermaid Lullaby dijo...

Pues sí, como dos niñas. Maravilloso. Compartir la vida con una niña de seis años te devuelve continuamente a la infancia.