domingo, 7 de febrero de 2010

Ese otro mundo posible.

"Flores"

Cantamos porque el sol nos reconoce

y porque el campo huele a primavera

y porque en este tallo en aquel fruto

cada pregunta tiene su respuesta...


Mario Benedetti

"El centro del mundo"

GUSTAVO AIMAR

"Hace millones de años que las flores producen espinas. Hace millones de años que los corderos a pesar de todo se comen las flores. ¿Y no es importante intentar entender por qué ellas se esfuerzan tanto en hacerse espinas que no sirven nunca para nada? ¿No es importante la guerra de los corderos y las flores? ¿No es más serio y más importante que las cuentas de un voluminoso Señor colorado? Y si yo conozco una flor única en el mundo que no existe en ninguna parte salvo en mi planeta, a la que un corderito puede aniquilar de un golpe, así sin más, una mañana, sin darse cuenta de lo que hace, ¿eso no es importante?"


(El Principito)


Con este fragmento de "El Principito" encabeza su blog Gustavo Aimar. Y a partir de ese momento, y desde la primera de sus ilustraciones hasta el último texto con que las acompaña, recorrer su trabajo supone una auténtica delicia. Una nostálgica vuelta a la infancia y un regalo de imaginación y sensibilidad. Os invito a visitarlo.



"Anne"


“Espero no haber vivido inútilmente.”


(Anne Frank, Diario 1942-1944)

"El arca y el diluvio"

"Ilustrar no es solamente ponerle imágenes a un texto. Se vuelve la manera en la que vivo el relato, de acuerdo a mis experiencias, inquietudes y a lo que las palabras me van contando. Miles de imágenes e ideas surgen desde el texto. Es tarea del ilustrador ordenarlas de la manera más expresiva y original posible. Así, el lector queda invitado a recorrer, junto con las imágenes, ese otro mundo posible que ofrece un texto, un cuento o un relato. Pero el lector debe saber que ése es solo UNO de los mundos posibles, ya que hay tantas maneras de ilustrar un texto como ilustradores, escritores y lectores hay en este otro mundo, el que habitamos."

"El pupitre rojo"

Gustavo Aimar nació en General Rodríguez, provincia de Buenos Aires, en septiembre de 1973. Desde 1978 vive en la ciudad de Trelew, en la provincia de Chubut (Patagonia argentina).

Es artista plástico, ilustrador y diseñador gráfico, miembro del Foro de Ilustradores de Argentina.

Su infancia transcurrió entre lápices, dibujando animales, automóviles (conocidos e inventados), y más tarde se animó a retratar figuras humanas.

"Mis primeros maestros fueron los libros, los libros de arte; esos que tienen muchísimas láminas gigantes en color. Recuerdo que pasaba horas mirando esas imágenes, sobre todo de artistas clásicos: Leonardo, Miguel Angel, Botticelli y tantos otros. Ellos fueron mis primeros "maestros", como me gusta decir; con ellos aprendí a dibujar".

"Mascotas"

Con los años, la necesidad de búsqueda y de experimentación se hicieron sentir en el joven artista. Así fue que otros maestros entraron en su vida: Picasso, Klimt, Vermeer, Chagall, Van Gogh, y otros: "Siento que todos ellos están presentes a la hora de trabajar. Fui descubriendo un modo distinto de vivir el arte: la ilustración. Ahora, cuando recorro librerías, después de visitar el rincón de libros de arte, voy corriendo a los libros infantiles.”

"Solamente hago bocetos si se piden y si son necesarios para visualizar una idea, como proporciones, espacios, gestos y cosas así. Por lo general boceto mentalmente."

"Hada"

"En el caso de no haber boceto, como en los proyectos personales, la idea puede ir cambiando en el proceso. Pero es ese primer dibujo el que irá tomando colores y texturas para convertirse en el trabajo final.

Las variables son, por supuesto, infinitas y todo es posible. El fondo, al principio del trabajo, puede ser inmaculadamente blanco o puede que sea un cartón manchado, una hoja de algún libro viejo, una madera, una chapa, cuero, arpillera, etc. Y el trabajo final es lo que es y lo que quedó. Y lo que se verá publicado."

"Gato con macetas y canario"

"Por alguna razón que desconozco, no trabajo digitalmente, ni escaneo ni superpongo cosas sobre los dibujos terminados. Todo se hace sobre la mesa, manchando, recortando, pegoteando, mojando (ésta es la parte cuando el soporte se deforma todo y te querés matar) hasta que seca y recobra su forma original (y yo vuelvo a respirar aliviado). Esta etapa, en la que me involucro con los materiales, es muy importante y la disfruto plenamente. Es tan fundamental como la de buscar "el dibujo"; es probar, buscar y descubrir sin saber bien qué va a pasar."

"Vera"

5 comentarios:

inma valderas dijo...

Me encuentro hoy dispuesta a aprovechar al máximo este día de domingo, pincel en mano me dirijo a mi rincón pero antes echo una pequeña ojeada a ese otro mundo de los blogs y...¡ya está! ¡atrapada!

¿Cómo publicas posts tan bonitos? Tengo que comentar algo.

Maravillosas ilustraciones. Siempre he preferido la pintura realista, pero cada vez más me siento arrastrada por este tipo de dibujos mágicos. Y cada vez respeto más este mundo de la ilustración de cuentos.Vamos ,que " hacen reaccionar mis moléculas".

Y ahora sí que me voy...con los oidos tapados para no oir los cantos.

Besos

Mermaid Lullaby dijo...

Pues me alegro mucho de que "pierdas" tu tiempo paseándote por aquí. Y todavía me alegro más de que tus moléculas también reaccionen con estos dibujos, como me ocurre a mí. No esperaba menos de una de mis colegas cibernéticas!
Hay magia en estos dibujos, efectivamente. Igual que la hay en los de Fito Espinosa. Los conoces? (mira en mi lista de blogs).
E igual que la hay en tus troncos, en tus flores...
Qué necesaria es la magia en esta vida!

alicia dijo...

Hace unos días estaba navegando en el mar de la web, cuando algún viento favorable me condujo hasta tu blog... y ahora siento que he encontrado un verdadero tesoro.
He disfrutado tanto con lo que publicas!.
Te dejo este comentario para expresarte mi más profundo agradecimiento por todo lo que recibo al entrar al "Mermaid" es como si regresara a casa cada vez que me sumerjo en él...
Hoy me levanté, abrí el blog y fue como si hubieses dejado un regalo para mi! me encontré con las palabras del querido Mario, era justo lo que necesitaba para iniciar el día, además del disfrute de conocer a Gustavo Aimar.
Me has recordado el otro mundo posible, gracias por devolverme a la magia.
Tu entusiasmo inspira al mío, por favor continúa encendiendo esas chispas de luz por todo el planeta como has venido haciéndolo.

Te mando un abrazo bien grande desde Uruguay, besos para la hermosa Marina!

Sigo maravillándome y aprendiendo con el encanto del Mermaid...

Mermaid Lullaby dijo...

Alicia: todo eso tan bonito que me dices supone para mi una dosis extra de energía, que me viene muy bien...

Por mí no va a quedar. Cruzaré los mares que tenga que cruzar, siempre en busca de un poco de luz entre tantas tinieblas, para ir repartiendo entre quien quiera pasar por aquí.

Liliana Lucki dijo...

El disfrute se comparte.Es mas que bello verlos.

Bravo!!Mi saludo ,Liliana