domingo, 7 de febrero de 2010

Lluvia de corazones.

"Grumpy Love"
M.H.Geeves


¿Y tú? ¿También estás dispuesto a ponerte a cubierto, para que el amor no te empape?
¿Ya tienes preparado ese gran paraguas que usan los que sienten que deben protegerse cuando se acerca una “lluvia de corazones”?
Si eres uno de ellos… prepárate, porque el 14 de febrero –lo siento por ti- se acerca inexorablemente.

Ve preparando tu expresión más gruñona, y todas esas frases hechas que estamos cansados de escucharte cada vez que se acerca el Día de San Valentín: “Todo esto es para que la gente se gaste su dinero”, “Yo no necesito que llegue este día para demostrar a una persona que la quiero”, “Vaya ilusa-irresponsable: ¡estando como está el mundo!“, “Pues vaya cursilería”, “Tengo cosas más importantes que hacer: a mí no me van esas tonterías”…

Cómo me aburren esos seres grises que deambulan por el mundo. Y cómo se les ve el plumero cuando a ellos, defensores absolutos de la abolición de San Valentines, cumpleaños, nochebuenas y fiestas varias, se les encienden los ojillos cuando en uno de esos días reciben ellos mismos una muestra de cariño de algún “ser traidor” que parece no respetar sus principios, y que se empeña en disipar las grises nieblas que les rodean, iluminándoles con un poco de cariño.

Yo, concretamente, tengo muchos de esos curiosos seres a mi alrededor -que a mí siempre me han resultado, a la vez, extrañamente tiernos. Pero ya nos conocemos: Ellos saben que soy incansable. Probablemente por eso ya ni se molestan en sacar el paraguas protector, porque saben que nunca me cansaré de felicitarles esos días, y de hacerles regalitos. Esos días y cualquier otro día del año. Cuando quiero a alguien, aprovecho cualquier excusa para demostrárselo.

Y, sí: yo celebraré el próximo Día de San Valentín. Quizá haga galletas de canela y chocolate con forma de corazón (sí, muuuuy cursi…), y me sentaré con Marina a hacer tarjetas bonitas para esas personas a quien tanto queremos. Y seguiré esperando con ilusión a Papá Noel cada año, y el 2 de julio de cada año me levantaré con la sonrisa puesta, porque sabré que los que me quieren me tendrán preparada alguna sorpresita. Sabed que estoy dispuesta a celebrarlo todo. Cada día, cada hora.

Y sólo espero que el 2 de julio de mi 90 cumpleaños, todos mis seres queridos estén a mi lado para celebrarlo. Y que el Día de San Valentín de ese mismo año, una mano viejecita y temblorosa me traiga la rosa de siempre, mi preferida, y que me bese con la pasión de siempre. Y me diga, en un susurro: “Feliz San Valentín, guapa.”

Aunque todavía faltan unos días, y teniendo en cuenta que me espera una semana “de aúpa”, que no me dejará mucho tiempo libre, aprovecho hoy domingo, que estoy tranquila en casa, y tengo tiempo suficiente, para desearos…

¡¡¡Feliz San Valentín a todos!!!

11 comentarios:

Yahaira Valverde dijo...

Yo tengo sorpresas para el 14 de febrero. Y ya sabes que desbordo en sentimentalismo. Bueno ¿Qué le puedo hacer? Me gustó mucho tu entrada. Me gusta leerte...

No podré nada hasta el 14. He de ponerme a trabajar.

Abrazos sirena. Saludos a Marina.

Graciela dijo...

Muy tierno el post y bellísima la ilustración con la lluvia de corazones!!!
Admito que de muy joven, me encantaba celebrar mis cumpleaños, eran una gran fiesta para mí. Y mis amigos sabían que era un terrible pecado olvidarse de saludarme.
Los últimos años, no he festejado mucho, ni los cumpleaños, ni las navidades, porque la familia ha estado un poco triste.
Pero estoy segura que eso también pasará y los jóvenes nos retornarán la alegría perdida.

Respecto a San valentÍn: sabía que en USA es algo que se festeja con mucho entusiasmo. En Argentina no es una costumbre muy arraigada, pero a lo sumo, entre las parejas de novios o de esposos, se estila hacer algún regalo. No sabía que se saludaba a otras personas, me alegro de enterarme. ¿ A quién dedica sus tarjetas Marina, a los amigos , familia, o sólo a las parejas de enamorados que conocen?
Pregunto porque soy ignorante en este tema.
Ya se me acaba de ocurrir un post, con una obra que tenía reservada para alguna ocasión en especial.
Suerte que me has advertido!
Un beso!

Mermaid Lullaby dijo...

Yahaira: no he dudado ni por un momento que un alma dulce, cariñosa y creativa como tú iba a celebrar San Valentín de alguna forma especial. Ya me tienes en ascuas...

Graciela:Comprendo que la tristeza pueda empañar o incluso anular ciertas celebraciones. A mí me pasaría igual. Pero hay que creer firmemente que se trata, como tú dices, de situaciones pasajeras, y mantener en lo posible ese espíritu ilusionado, casi infantil, que hace falta para seguir celebrando la vida, a pesar de todo. Estoy convencida, por lo que te conozco, de que en tu caso, esa tristeza es circunstancial, y que llegará el momento en que Súper-Graciela, con toda su energía, retornará y celebrará su cumpleaños de forma tan sonora que hasta en Valencia nos vamos a enterar...

Marina dedica sus tarjetas a todos aquellos a quien quiere. Y en ese lote pueden entrar, por ejemplo: su vecinita del piso de abajo, su tutora, el psicólogo de su cole, el profe de inglés,sus abuelitas, sus periquitos, ... además, por supuesto, de sus papás. Son tantos que, al final, siempre tenemos que elegir. Y eso es muy complicado, te lo aseguro!

Me habéis dejado las dos muy intrigadas con eso de vuestros futuros posts...

primica dijo...

vamos!!!! seguro segurísimo q tienes regalito el dia de san valentín,, el "valentín" más grande del mundo entero mundial está en tu casa... ¡VIVA EL AMOOOOR!

Hotel Existencia dijo...

Reocnozco que soy apóstata en esto de San Valentín. Supongo que creo que el amor, en el sentido más amplio de la palabra, debe ser auténtico, por ello me resulta absurdo que tenga un día. La demostración de amor debe realizarse con más frecuencia, incluso puede pasar desapercibida. Es ese amor el que nos mantiene a todos, o debería hacerlo.
También confieso que San Valentín me cae "gordo" porque me estropeaba siempre la celebración de mi cumpleaños, con mareas de parejas abarrotanso hoteles, restaurantes etc.
Pero todo esto no importa, no soy integrista, así que si a ti te hace bien: ¡Feliz San Valentín!.
Un beso
Por cierto, necesitaré tu ayuda con el árbol, aunque ya se que la tengo.

Mermaid Lullaby dijo...

Primica: Si los que te leen te escucharan hablar, comprobarían como yo que escribes igual, igual, que hablas...
Bien por mi prima más energética y expresiva!!!
Me encantan tus comentarios...


Hotel: Ojalá todo el mundo fuera tan tolerante y dialogante como tú. Así da gusto no estar de acuerdo con alguien...
Tienes mi ayuda para el árbol y para lo que quieras. Es más: cuando ese árbol esté preparado, (y con tu permiso, por supuesto) publicaré un post para que todos los que paseen por aquí lo vean. Va a ser espectacular!

Graciela dijo...

Mermaid: No sé que planeará Yahaira, ella maneja esos programas "mágicos" con los que suele dar sorpresas. Por mi parte, no te intrigues demasiado, sólo me recordaste una de mis pinturas algo romántica que aún no mostré en el blog y creo que es la fecha indicada para hacerlo.
Un beso!

ॐ Palabras Andantes dijo...

graciassssssssss!!

confieso que, yo no soy afecta a festejar los "días de.." pero viniendo de ti, la verdad que es un gusto recibir tu cariño, no sólo éste sino todos los días que nos regalas una pequeña parte de ti en tu delicado y bonito mar de ensueño que es este blog.

un beso grande para ti y Marina.

Olga i Carles dijo...

Aquí en Cataluña celebramos ese día el 23 de abril (San Jordi/San Jorge.) Es el día de la rosa, todas las calles de las ciudades y pueblos se llenan de paradas de estas y libros, todos compramos para unos y otros. Es un día fantastíco. En las paradas también están in cluidas las ONG.
Sin embargo también el 14 de febrerlo és un día especial.

Que el amor flyua en todas direcciones en esa celebración.

Muy bello y acertada tu entrada.
Felicidades.

Mermaid Lullaby dijo...

Graciela: El misterio de Yahaira ya se ha desvelado, como puedes ver. Otra prueba de su "magia"...

Belky: Cómo no voy a querer festejar el día de San Valentín, aquel enamorado del amor que se jugó la vida para defenderlo, y que, condenado a muerte, y desde una celda, todavía escribía cartas de enamorado.
Besos para los dos, en San Valentín y siempre.

Olga i Carles: Conozco vuestro San Jordi (no es extraño, siendo como somos vecinos "geográficos"), y me encanta cómo lo celebráis.
¡Gracias por vuestra visita!

Graciela dijo...

Feliz día para tí y tu gran amor!
Cariños!