lunes, 7 de marzo de 2011

Reinvéntate.





"Vive sólo aquellos sueños que te hagan estremecer; aquellos por los que estás dispuesto a darlo todo sin esperar nada a cambio..."


Andrés Pascual

8 comentarios:

montse dijo...

Hermoso. Pero a veces es demasiado complicado.

Graciela dijo...

Hola Sirena!
Muy lindo el video, comparto cada una de sus palabras. Me gustó la estrella que sintetiza el concepto.
Como he citado ya muchas veces, Rilke también decía que el arte o la creación deben partir de una "necesidad interior" y también aconsejaba paciencia, no esperar nada a cambio: "ser artista quiere decir no clacular ni contar: madurar como el árbol que no apremia su savia, y se yergue confiado en las tormentas de primavera, sin miedo a que detrás pudiera no venir el verano. Pero viene sólo para los pacientes, que están ahí como si tuvieran por delante la eternidad."
Habrá que escucharlos bien a ambos para pintar, escribir o lo que sea.
Te mando un gran beso por el Día de la Mujer, que acá ha pasado desapercibido porque han decretado feriado de carnaval. Y también recuerdo tu cumple-blog aunque ya no lo festejes.
Estos comentarios nunca podrán reemplazar la calidez de una carta, pero...son algo.
Con mi cariño.

Mermaid Lullaby dijo...

Sí, Montse, es muy difícil, pero tenemos toda la vida para perfeccionar nuestra "técnica". Creo que los beneficios lo merecen.

Graciela: La frase que transcribí bajo el vídeo es la que mejor resume -en mi opinión- el mensaje de Andrés Pascual (y el de tantos otros...) Pero también eso que dice al final, "¿Acaso no es eso el amor?" Es el mismo amor del artista hacia su obra, de la madre hacia sus hijos, de la profesora hacia sus alumnos, del ser humano a la naturaleza, del ser humano al ser humano. Es la clave. Dar sin esperar a cambio. Pero qué difícil a veces, como dice Montse. No siempre vemos por delante la eternidad. Queremos resultados rápidos, recompensas inmediatas por nuestro esfuerzo. Y así no funciona esto...

No recordaba para nada el cumple-blog. Cierto: el Dia de la Mujer Trabajadora, en marzo del 2007, inauguré este blog. Increíble el tiempo que ha pasado ya... Gracias por recordármelo. ¿Cómo es posible que lo recuerdes tú?

Hotel Existencia dijo...

Ay! Ana, reinventarse, ¿no es eso lo que hacemos cada día?. Cada vez que me despierto y tengo que ir a trabajar he de reinventarme para conseguirlo.
También podríamos optar por la reinvención, de verdad, por dejarlo todo y resurgir de nuestras cenizas. como el ave fenix. ¿Con la finalidad de triunfar? no, sólo con la necesidad de encontrarnos a nosotros mismos, pero ¿cuánta gente se puede plantear ese reto?
Es curioso, pero estaba preparando una entrada que tenía que ver, justo, con lo contrario, con la situación a la que a veces nos aboca nuestro trabajo y nuestro día a día y, lo que es peor, lo que realmente nos ata, nuestra necesidad de mantenerlo. No se si finalmente la publicaré,´aunque creo que sí.
Aprovecho para felicitarte por tu cumple-blog y para celebrar el "Día de la Mujer", aunque no soy fan de este tipo de celebraciones.
Mañana más..

Mermaid Lullaby dijo...

Sï, tienes razón: nos reinventamos cada día porque cada día trae problemas nuevos que resolver, gente nueva con la que hablar, cosas que aprender. Y precisamente así nos encontramos a nosotros mismos, en ese día a día. No es necesario volver a empezar de cero. De hecho, creo que eso es imposible. Si te alejaras para intentar "resurgir", siempre llevarías contigo un equipaje del que no te podrías desprender. La solución no está en huir, sino en dejar de sentirse "atada" a una realidad que probablemente no se parece a la que soñaste un día. Tú eres libre, y tienes que creértelo. Hay muchas oportunidades que dejamos de ver porque nos rodeamos de oscuridad y no obsesionamos con la idea de que nada es como querríamos que fuera. Hablo con conocimiento de causa, porque más de dos, y de tres veces, yo me he visto ante el abismo y he tenido que remontar el vuelo como ave Fénix para no hundirme para siempre.
No dejes de creer en eso que forma parte de tus cimientos, no dejes de soñar, no dejes que la aparente realidad te corte las alas. Nena: tú vales muuuucho!!!
Mañana más...

Cronopias dijo...

Yo acabo de despertar de uno de esos sueños. Era una hermosa utopía y está claro que los sueños , sueños son.
Lo de menos es que haya acabado. Lo maravilloso es haberlo vivido y heaberlo sentido real.
La fuerza está dentro de nosotros para sembrar la semilla de nuevo en otro lugar y en otro momento.
Creer es crear.

inma valderas dijo...

Por lo que yo sé, reinventarse puede ser un proceso muy lento y muy consciente en el que cuando miras atrás ( como me dijo una gran amiga mia), ves que eres como una pieza de rompecabezas que siempre ha tenido su sitio, pero ahora no encaja. Hay que ser valiente para aceptar eso y seguir tras tus sueños.

Me ha encantado ver a Andrés Pascual contando sus ideas. Lo miro y veo sus personajes, sus historias. Él sí parece haberse lanzado a vivir sus sueños ...

Un besazo,Ana

Joy dijo...

Hola Sirena!!!

A pesar de que llevas días habilitando comentarios, hasta ahora no me he podido acercar por aquí, pues lo voy haciendo con cuentagotas...

Me alegra mucho volver a hablar contigo tras compartir todo tu mundo, que también es un poco nuestro, desde los pájaros que tenemos en la cabeza... pasando por el darse cuenta del Dios/Diosa que siempre nos asiste (pero, "qué vivan las mujeres!")... la no-violencia que seguro proyectas en tu ya veterano colegio... junto con acordes mediterráneos... preciosos peces ilustrados... hasta llegar al sumum de la Realización Plena y del Amor, a través del Re-Encuentro con el Sueño... Aquél que, paradójicamente, nos lleva a Despertar, al recordar cuál es el sentido de estar aquí...

Para mí, reinventarse es ir desaprendiendo todo lo adquirido... ser capaz de ver con una nueva mirada inocente todo... como si fuera la primera vez que lo vemos...
Sólo así, nuestra intuición y acceso a Aquél Nuestro Sueño Más Sagrado estarán prestos, cual antenas...

Gracias, Ana, por este lugar...
Felicidades por tu cumpleblog... y disculpa por extenderme tanto!

Un beso.