martes, 5 de abril de 2011

... et relinquunt se ipsos.


"Et eunt homines admirari alta montium et ingentes fluctus maris et latissimos lapsus fluminum et occeani ambitum et giros siderum, et relinquunt se ipsos."

"Y van los hombres a admirar la altura de las montañas, la enorme agitación del mar, la anchura de los ríos, la inmensidad del océano y el curso de los astros, y se olvidan de sí mismos."


Confesiones de San Agustín


En abril de 1336, es decir, hace nada menos que 675 años, Petrarca leyó en voz alta estas palabras en la cima del Mont Venoux, en la región de Provenza, en el sureste de Francia, a la que subió a pie junto a su hermano. Proceden de las Confesiones de San Agustín, una de sus obras predilectas, que abrió al azar cuando se hallaba extasiado ante el paisaje.
Saciado y contento, Petrarca cerró el libro y ya no dijo palabra en todo el camino de vuelta.



"La experiencia de sentirse formando parte de algo mayor que uno mismo es uno de los grandes regalos de esta vida. Puede tratarse de la pareja, la familia, un grupo de amigos o de personas que trabajan juntas, una aldea en fiestas, la humanidad... A veces trasciende la frontera entre las especies. Nos cautiva el verdor del musgo en el bosque, nos conmueve unpájaro inmóvil bajo la tormenta o sentimos que el universo nos acoge de algún modo, sea contemplando las estrellas o una flor. Por supuesto, no dejamos de ser nosotros mismos, los problemas no han desaparecido, moriremos indudablemente, pero la vida ha ganado belleza y profundidad. De repente somos testigos de lo mucho que recibimos y de lo que está en nuestra mano aportar. Cada día y cada encuentro se convierte así en un pequeño don. Qué fácil resulta entonces obrar con acierto o apreciar lo que se tiene."

J.Ruiz
Cuerpomente nº228


8 comentarios:

montse dijo...

La belleza de lo natural.

L. Atienza dijo...

Hola Ana! Estoy promocionando un concurso creativo en mi blog y me preguntaba si te interesaría participar ^^ Te dejo el enlaze y espero q te animes!
http://timealsopaints.blogspot.com/p/concursos.html

Cronopias dijo...

Olvidarse de una misma, fundirse con el paisaje, SER...
respirar ...
y SER.

¡Qué profundo y bello post, Ana!

Sobran las palabras.

Graciela dijo...

Sentirse parte de algo mucho mayor y olvidarse de sí mismo...Ser "uno con la naturaleza".
Saciada y contenta...ya no digo palabras..."el mar es silencio".

ॐ Palabras Andantes dijo...

Nuestro mayor error es creer que estamos separados, separados del mundo, separados de las personas y de todo aquello que no tenemos. Venimos de una fuente creadora que todo lo contiene, tenemos que comenzar a alinearnos para volver a sentirnos parte de un todo, de esa fuente creadora que tiene un propósito, que es perfecto y amoroso.(W. Dyer)

Toda la vida es una.
El mundo es un solo hogar.
Todos son miembros de una sola familia humana.
La creación es un todo orgánico.
Ningún hombre es independiente de ese todo.
El hombre se inflige dolor al separarse de los demás.
La separación es la muerte.
La unidad es la vida eterna.
(Sivananda)

Mermaid Lullaby dijo...

Gracias a todas. Efectivamente, hay ocasiones en las que sobran las palabras.
Sólo os diré que me muero de ganas de que lleguen las vacaciones y tener ocasión de sentarme en una piedra, en el monte, y mirar al horizonte mientras escucho el balar de las ovejas a lo lejos, el viento entre las ramas y el canto de los pájaros. Y nada más. Tengo verdadera añoranza de aquel silencio. Estoy convencida que es curativo. Y yo lo necesito.

Belky: El mundo es un solo hogar. Cuántos errores y cuánto dolor provienen de no saber verlo. Maravillosas y apropiadísimas tu aportaciones. Muchas gracias.

edelia sanz dijo...

Muy interesantes tus citas, muy bonitos tus comentarios. De San Agustín hay mucho que aprender.
La última vez que lei algo de él me anoté (como es mi costumbre) estas citas, que por cierto eatán muy acordes con tu pensamiento de hoy: "No vayas fuera, vuelve a ti mismo. En el hombre interior habita la verdad". "Conócete, acéptate, supérate".
¡Un abracito, mi tesoro!

Hotel Existencia dijo...

Te comprendo muy bien, porque yo también me muero por el mismo motivo.
Poder relajarme, leer, o simplemente escuchar los sonidos. Aquí, en mi refugio, existe la que llamo "la hora mágica de los pájaros". En realidad hay más de una, pero esa es especial.
Y tienes razón, es curativo