lunes, 11 de abril de 2011

Las regiones celestiales.

W.A. Bouguereau
Aurora
(1881)

Aurora, diosa romana del amanecer, y hermana de Selene y Helios, salía de su hogar al borde del océano, que rodeaba el mundo, para anunciar a su hermano, el Sol. Ella y su hijo Bóreas, el viento del Norte, dan nombre a uno de los mayores espectáculos que la naturaleza puede ofrecer.

Vídeo rodado por el noruego Terje Sorgjerd cerca de la localidad de Kirkenes y en el Parque Nacional de Pas, al norte del país, junto a la frontera con Rusia. Las imágenes fueron rodadas durante una semana, a temperaturas que rondaban los 25ºC bajo cero.




"Los límites de la tierra y el mar son bordeados por un inmenso abismo. Sobre él aparece un sendero estrecho y peligroso que conduce a las regiones celestiales. El cielo es una gran bóveda de material duro, arqueado sobre la tierra. Hay un agujero en él a través del que los espíritus pasan a los verdaderos cielos. Los espíritus que viven allí encienden antorchas, festejan y juegan a la pelota. Ésta es la luz de la aurora. El sonido silbante y chasqueante que acompaña a veces a la aurora, son las voces de esos espíritus intentando comunicarse con las gentes de la tierra. Se les debería contestar siempre con voz susurrante. A los espíritus celestiales se les llama selaimut, moradores del cielo ".


Leyenda Esquimal


(Gracias a Allpe Ingenieria y Medioambiente)

10 comentarios:

Joy dijo...

Por Dios, Sirena, qué belleza de post!

Pues claro que son los selaimut!
Qué podría ser, si no, lo que ocasiona algo tan magnífico... sino los moradores del cielo festejando???

Un beso y mil gracias :)

EL PAÍS DE LOS BOSQUES dijo...

Q belleza y q bálsamo para el alma!
Mil besos amiga!!

ॐ Palabras Andantes dijo...

bellisimooooo!!! ,... me deja una gran sensación de paz

Cronopias dijo...

¡Asombrosa belleza !
Los griegos amaban a los hiperbóreos ¿sería porque reflejaban la belleza de sus auroras?

Mermaid Lullaby dijo...

Si las imágenes son ya espectaculares de por sí, creo que la música de Gladiator las hace todavía más impresionantes.
Curioso que todas habléis de belleza y de paz. Ya lo decía Osho:

"Cuando llegas a estar profundamente absorto en algo, repentinamente escucharás un tipo de música sonando dentro de ti. Esta es la música de la paz. A veces, este estar abosorto puede suceder cuando estás escuchando buena música. Por un momento de olvidas de ti mismo; por un momento el pasado y el futuro desaparecen y estás inmerso en el dulce sonido de la música. Vive en el presente y experimentarás ese momento de paz en todo tu ser. A veces este momento viene en el amor, a veces en la belleza de la naturaleza. Estos son los momentos en que experimentas paz."

Sería interesante grabar un CD con lo que cada una entiende por "buena música". Podríamos escucharlo a la puesta de sol, o mirando el mar en calma, o admirando un cielo estrellado. Así esas imágenes multiplicarían por mil su belleza. Seguro que coincidiríamos en más de un tema!

Mónica: Supongo que lo que los griegos sentían por los hiperbóreos era una mezcla de temor y fascinación. Gran misterio el de ese supuesto reino. Creo que merece un post para él solito!

Graciela dijo...

Al ver este video recuerdo lo que leí una vez: esta no es la huella del hombre, es la huella de Dios.
No importa la religión, tanta belleza sólo puede ser obra divina.
Es sobrecogedor y emocionante.

inma valderas dijo...

¡Vengo a agradecerte este post! Has llenado mi mañana de música!!

Iba camino de mi rincón con pincel en mano, y me he parado a disfrutar con la bellísima aurora boreal y la historia de los selaimut. Pero ha sido tu comentario acerca de unir música e imágenes lo que me ha hecho pensar.

Así que he buscado la que yo escogería como banda sonora de algunos momentos especiales y es ésta: http://www.youtube.com/watch?v=O8E0mRQcj0E&feature=related
Pertenece a una preciosa película italiana: "La ventana de enfrente".
La he escuchado una y otra vez mientras pintaba (un balcón, por cierto...jajaja¡qué casualidad!), y de verdad que ha multiplicado por mil el placer de esta tarea.

En mi mente, el dibujo estará unido para siempre a esa música, a espíritus celestiales,auroras boreales...y a una sirena.

Un besazo

Mermaid Lullaby dijo...

Claro, Graciela! La belleza no pertenece a ninguna religión, "gracias a Dios", ni a ninguna raza, o sexo...
Sólo hay una cosa que me gusta más que admirar la belleza: compartirla con quien la sabe apreciar. Gracias.


Inma: ¡Pero qué cosas tan bonitas dices! Te aseguro que por comentarios como el tuyo es por lo que mantengo en marcha este blog. Como le he dicho a Graciela, la posibilidad de compartir belleza con personas especiales como vosotras es un auténtico privilegio. Gracias por haberme dejado hoy una puertecita (o un balcón) abierto. Es un honor estar unida a tu dibujo (junto a la música, las auroras boreales y los espíritus celestiales) No se puede tener mejor compañía!

Cronopias dijo...

Hola Ana: sólo he venido a contarte que no sólo me llevado el corto, sino que también he citado tus hermosas y sabias palabras, como un bálsamo para mí en estos momentos:

http://oparabrisas.blogspot.com/2011/04/desde-o-outro-lado-do-espello.html

Tienes razón, las cosas dan de sí hasta donde tienen que dar.

Muchas gracias, amiga.

Mermaid Lullaby dijo...

Gracias a ti, Mónica. Lo mío es tuyo. Un abrazo.