domingo, 15 de julio de 2007

RUSALKA, la mujer encantada.

En el artículo anterior, he nombrado el aria "Canción de la Luna" de Dvorak, y por eso creo que es una ocasión perfecta para hablar de ella con más detalle.
Novena de las diez óperas que compuso Antonín Dvorák , "Rusalka" (1901) es un cuento de hadas basado en la narración "Ondina", de Friedrich de la Motte Fouqué , y el cuento "La sirenita", de Hans Christian Andersen .
Se estrenó en el Teatro Nacional de Praga el 31 de marzo de 1901, tres años antes de la muerte de su compositor, quedando patente desde el primer momento que su "Canción de la luna" era una de las páginas más bellas de la lírica jamás escritas. Hoy es pieza casi obligada de concierto de las grandes sopranos.
La palabra "Rusalka", de origen ruso, significa "mujer encantada" y no puede ser más acertada para denominar a la protagonista de la obra, una sirena que por amor hacia un príncipe quiere ser mujer sin sospechar que el cambio le va a suponer el rechazo de las personas.


¡Luna, párate un momento,


dime dónde se encuentra mi amor!


tu vagas por la superficie de la tierra,


bañas con tu mirada el hogar de los hombres,


y dile, luna plateada,


que es mi brazo quien lo estrecha,


para que al menos un instante piense en mí en sus sueños.


¡Ilumina su lejano camino, muéstrale quién lo espera aquí!


Y si soy yo con quien ese alma humana sueña entonces,


que este pensamiento lo despierte;


luna, no te vayas, no te vayas.


[Canto a la Luna (Rusalka, Acto I) Antonin Dvorak]

http://www.esnips.com/doc/e6ac908c-14f9-4200-9167-9095c485141c/1-16-Dvorak_-Rusalka---Song-To-The-M