sábado, 8 de septiembre de 2007

..y Urs otra vez.


A veces me decepciono profundamente cuando escucho hablar a un cantante al que casi idolatro cuando se encuentra en escena. La elegancia del artista suele transformarse en una frecuente vulgaridad cuando baja del escenario y éste se convierte en un ser humano como cualquier otro. A veces, incluso, se expresa con un toque de fatuidad, como sintiéndose por encima del bien y del mal, que hace que pierda todo mi respeto. El mundo irreal en el que se mueven los artistas hace que, con frecuencia, pierdan el contacto con el suelo. (Ricky Martin, que merece un capítulo aparte, y del que hablaré otro día, dice en una de sus canciones, hablando de sí mismo: "De andar ocupado en el cielo, me olvidé que en el suelo se vive mejor").
Afortunadamente, siempre hay excepciones.
Siempre recuerdo algo que el guía de un museo en Florencia me explicó sobre el gran Miguel Ángel: Para él, el trabajo del escultor era liberar la forma que, según él creía, ya se encontraba dentro de la piedra. Él , decía, se limitaba a "quitar la piedra que sobraba". Aquella me pareció una teoría muy humilde para un genio como él. Una vez más, los más grandes son también los más modestos.

Hoy he leído un comentario que mi idolatrado (siempre sobre el escenario pero cada vez más también fuera de él) Urs Bühler, de Il Divo, ha escrito en un libro que el cuarteto acaba de publicar, llamado "Il Divo: Our Music, Our Journey, Our Words". Lo reproduzco aquí para intentar explicar mi fascinación por este bombón suizo a los que no acaban de entenderlo: Urs es un placer tridimensional. En su presencia disfrutan tanto los oídos y los ojos como el espíritu. Y eso es posible por esa autenticidad y esa profundidad de espíritu que derrocha, y que vemos muchos que no nos detenemos en esos ojazos. Admito que no es fácil superar el primer encadilamiento, pero yo lo he conseguido. Y ahora disfruto por triplicado.

"I just love singing on a stage. The emotion of the song sends shivers down my spine. I feel music, am passionate about it. In that instant it's all I need. There are some songs, like 'Caruso', when I just stand there and think, 'Oh, God, this is so wonderful'. I wouldn't care if the hall was empty. I used to say this to Carlos, Sébastien and David in the early days of Il Divo, but I don't think they really believed me. Still it's true that I don't need the whole fame thing; it is the process of making the music that satisfies a deep need in me. I get so much from it. I am never able to sleep until two or three o'clock in the morning after a performance, because it's such an adrenaline rush. When I lived in Amsterdam, singing operas, I would go home afterwards and listen to the whole piece again until the early hours of the morning. My friends and colleagues used to think I was completely crazy. But that's what music does to me."

1 comentario:

LoloBach dijo...

Enhorabuena de nuevo por hacernos disfrutar tanto de este maravilloso blog y habernos deleitado y de que manera con tus CIEN artículos CIEN. Reconozco que no suelo leer muchos otros blogs pero algo si he visto por ahí, y de gente “reconocida”. Seguro que nadie es capaz de tocar tantos palos y quizás ni tu misma te has parado ha pensar de todo lo que has sido capaz de ofrecer a tus más fieles lectores. Pues como regalo ahí va un pequeño resumen de este extenso magazín. Si alguien lee el blog por primera vez debe saber lo que se puede encontrar. Quien es capaz en tan poco tiempo de hablar sobre CIENCIA, VIAJES, PINTURA, GASTRONOMÍA, AMOR, DEPORTE, LITERATURA, POESÍA, CINE, SEXO, ARTE Y COMO NO, MÚSICA y además hay excelentes artículos sobre música, poesía y cine donde no faltan Beetoven, Mozart, Rostropovic, Bach, Wagner, Hans Zimmer, Yo-Yo Ma, Michael Lo, Jordi Savall, Stradivarius, Ainoa Arteta, Mª del Mar Bonet, Serrat, Benedetti, Alberti, Borges, Blasco Ibáñez, J.R. Jiménez, Khalil Gibran, Ricky Martin, Sole Jiménez, Woody Allen, Viggo Mortensen, Groucho Marx, y Rusell Crowe, entre otros. Y especial atención a los maravillosos IL DIVO .Alguien da más, por menos.
Por favor sigue porque esto es una droga. Espero el 101 y el 200.
No hay NADIE COMO TÚ.

Nadie como tú
no quiero equivocarme
pero no ha habido nadie
donde encontrar mas luz

Nadie como tú
que crezca con la risa
ni entienda la caricia
como la entiendes tú

Nadie como tú
con quien amanecer
y quiera mañana mas que ayer

Vuela mi alma
vuela hacia otro sueño
y no encuentra
nadie con tu despertar
ni tu forma de amar
nadie como tú.