martes, 28 de abril de 2009

La modestia de los árboles es infinita.

"Dawn of trees"
Carmen Cordelia


ÁRBOLES


La modestia de los árboles es infinita. Cuando la brisa matinal los acaricia, ellos dejan caer dos hojas tiernas, y cuando el vendaval los agrede sin piedad, endurecen sus ramas como rejas. Su tronco recobra entonces la solidez de su origen, y el temporal se aleja, con lluvia de vencido.

En la paz los árboles reviven, detectan con curiosidad sus diferencias, comparan sus follajes y dan la bienvenida a los pájaros, esos hermanos traviesos que les traen noticias de otros frondosos colegas. Por supuesto, están también las cigüeñas y las lechuzas de campanario, a las que poco les importan los árboles. Los miran desde lejos sin mayor interés, y los robles y los cipreses, los álamos y los ombúes, buscan consuelo en sus viejas raíces.

Los humanos, en general, se llevan bien con los árboles, con su sombra protectora, con su frescura. Se llevan bien, salvo los leñadores, que por oficio son los asesinos de los árboles y éstos les temen más que al rayo.

Hay árboles que sólo tienen ramas y hojas, pero hay otros que además tienen flores y frutos. Los quiero a todos, vestidos de follaje o desnudos de manzanas.

Allá en la copa, que es su merecido lugar cerca del cielo, está el pájaro gris, o quizá azul o quizá rojo, con sus alas plegadas y su pico entreabierto. Yo sé que me está diciendo fechas, pronósticos, tal vez alarmas, pero no lo entiendo porque no conozco el idioma de los pájaros, y no le respondo porque él no conoce el lenguaje de los hombres.

Por tanto, el árbol asiste silencioso a esta incomunicación de las vidas y entonces yo decido estirar mi brazo izquierdo y me apoyo en su tronco solidario.

Mario Benedetti
(de "Vivir adrede")

8 comentarios:

hipatia2008 dijo...

Qué bonito texto de árboles, no lo conocía. Yo AMO los árboles. Soy tree-hugger desde hace un par de años.

Mermaid Lullaby dijo...

Sí que es bonito. Desde su sencillez, Benedetti tiene la rara facilidad de llegar hasta lo más hondo.

Creo que te gustará esto:

http://eliomilaychipko.blogspot.com/

Lili.- dijo...

Sirena amo a Benedetti, y leerlo en tu casa me recordó un poema de Juana de Ibarburu, "La higuera", que solía recitar de memoria cuando chica.
Gracias por compartirlo.-

Mermaid Lullaby dijo...

¿Te refieres a esto?

http://edeliasclub.blogspot.com/2009/02/higuera-eres-hermosa.html

Así conoces el blog de la jubilada más vital y feliz del mundo mundial (mi madre).

Lili.- dijo...

Sirena que bello!!! Ya me hice seguidora de tu mamá... No podía ser de otro modo!. Siguen las coincidencias en este viaje por la Vida mi amiga... Un beso grande.-

Mermaid Lullaby dijo...

Qué alegría, Lili! Le va a hacer muchísima ilusión.
Así que también has disfrutado de una mamá llena de vida, eh?
"De casta le viene al galgo", como diría mi madre...

Edelia dijo...

Qué graciosa Lilí leyendo el blog de una mamá jubilada. Espero no defraudarla, yo también me acercaré al suyo un ratito que tenga tiempo, porque en esta vida de jubilada vas siempre "de cabeaza". Besitos para ella y para mi hija,vuelta ahora Sirenita.

Lili.- dijo...

Edelia no solo no me defraudás en absoluto, sino que confirmás que siempre podemos generar cambios en nuestras Vidas. Hacer con alegría lo que elegimos hacer es un privilegio de valientes.
No sé que edad tenés Edelia, pero ser una abuela jubilada con un blog tan lindo, es admirable.
Un beso para las tres generaciones, desde la Bahia.-