jueves, 15 de octubre de 2009

Otoño.



OTOÑO


En llamas, en otoños incendiados,
arde a veces mi corazón,
puro y solo. El viento lo despierta,
toca su centro y lo suspende
en luz que sonríe para nadie:
¡cuánta belleza suelta!

Busco unas manos,
una presencia, un cuerpo,
lo que rompe los muros
y hace nacer las formas embriagadas,
un roce, un son, un giro, un ala apenas;
busco dentro mí,
huesos, violines intocados,
vértebras delicadas y sombrías,
labios que sueñan labios,
manos que sueñan pájaros...

Y algo que no se sabe y dice «nunca»
cae del cielo,
de ti, mi Dios y mi adversario.


OCTAVIO PAZ



Fotos:
Jackie Rueda


4 comentarios:

Yely Hernández dijo...

Que hermosas imagenes, adoro el otoño, esa sensación de pasar por la calle y pisar las hojas el sonido que emiten me encanta desde niña.
Gracias por compartir esto tan hermoso.
besos

Claudia Botero dijo...

Tu blog es un hermoso lugar.
Dan ganas de quedarse por aqui, simplemente de paseo.
Me gusta también mucho la música que has puesto... magnífica.

Mermaid Lullaby dijo...

Gracias, Yely y Claudia!
El otoño predispone a la melancolía, pero tras el verano trae también una serenidad que yo ya echaba de menos. Esos colores tan cálidos de la naturaleza parece que empujan al recogimiento, a la meditación.
Así estoy yo de pensativa últimamente...

Graciela dijo...

Muy cálida la evocación del otoño, siempre traes unas fotos increíbles, propias o ajenas.
Y veo que has puesto tu foto! Una amiga tan bella no debe estar melancólica, aunque sea estacional.
Un beso.