lunes, 12 de octubre de 2009

Todavía hay lugares...

Fotos Mermaid
En las fotos: Comarca del Jiloca (Teruel)

Todavía hay lugares

en los que la Luna

no duerme de día,

en los que

todos callan

y sólo se oye

el viento en las ramas,

el metal de una campana,

y llega, por fin,

como un milagro,

la soledad preciada,

el ansiado

silencio.

En los campos.

En las calles.

En los frutos,

y en las ramas.

SILENCIO.

9 comentarios:

Elio Milay dijo...

No quiero estropear tan preciado tesoro. Sólo deseo hacer constar que el poema visual me ha maravillado y que todas las fotografías son un prodigio de luz, encuadre y composición.

Creo que a la pintora Inma Valderas le van a gustar mucho si las mira... De hecho parecen cuadros suyos. O sus cuadros parecen pintados aquí.

Gracias por el regalo de Domínguez. Digo, del Domingo.

Graciela dijo...

De verdad has transmitido el Silencio con estas bellas fotografías/poemas. Desde tan lejos se siente la paz. Gracias.

Yahaira Valverde dijo...

Muy bonitas fotos. Gracias por el regalo que nos brindas.

Esa fotografía del gallo es bonita, no recuerdo haber visto uno parecido por aquí, ni en mis viajes que he realizado, eres muy observadora.

La fotografía que está encerrada en un círculo, es graciosa y se ve distorsionada. Quizás a veces vemos así las cosas...

Son muy especiales las fotos escogidas.

Hace tiempo que quiero escapar de Lima. Por ahora no puedo, un mes y termino un ciclo adicional y de ahí me queda el último ciclo. Por fín, podré decir algo que he ansiado decir hace mucho...Lo diré cuando termine.

Cuídate mucho y gracias por compartir tanta belleza en pequeñas cosas. Me gusta tu poema también.

Ana dijo...

Preciosas fotografias para conectar con la naturaleza

Mermaid Lullaby dijo...

Gracias a todos.
Junto con el mar, y quizá en parte por contraste, las duras y bellísimas tierras de Aragón han formado siempre parte del álbum fotográfico de mi vida. En los paisajes, como en las personas, cada vez valoro más la ausencia de artificio, lo sobrio, lo auténtico. Ahí encuentro verdad y me siento bien.
Y así es esta comarca que tan bien conozco desde niña. Esa paz que percibís es real. Yo la busco como el sediento busca el agua. Y allí siempre la encuentro esperándome, paciente y humilde. Y tan grande que, después de tantos años, todavía me sigue cautivando.

Edelia dijo...

¡Preciosas fotografías! Qué familiares me resultan todas y cada una de ellas...He paseado tantas veces por esos senderos... He respirado tantas veces ese aire puro que sabe a monte y a paz... He abrazado tantas veces ese silencio que sólo la Naturaleza sabe dar...
Yo también me siento feliz cuando me pierdo por esos caminos sin mirar de dónde parten ni a dónde van, sin contar el tiempo que empleo en recorrerlos, sólo cuenta el placer de andar, pensar, disfrutar, soñar.....

inma valderas dijo...

Conozco Teruel y un poco de la zona y comprendo muy bien lo que muestras y lo que cuentas. Cada vez somos más los que nos acercamos allí buscando el silencio y la tranquilidad necesaria para oir nuestros pensamientos.

Has hecho las fotos que yo hubiera hecho para intentar captar esa tranquilidad y su enorme belleza.
Pero como además tú posees el don de la palabra conviertes tus recuerdos en un regalo para nosotros. Gracias por eso.

Besos

Mermaid Lullaby dijo...

Doña Edelia: Aquellos montes no serían los mismos sin su ágil figura paseando plácida- y largamente por los caminos solitarios. De alguien he tenido yo que heredar el gusto por el silencio y la paz pastoril.

Inma: Elio tiene razón; tus cuadros y mis fotos son hermanos siameses.
Te imagino perfectamente sentada en una de esas callejuelas, o en lo alto de un montículo de esta comarca pintando uno de tus preciosos cuadros.
Serás bienvenida si decides hacerlo algún día. Disfrutaría muchísimo mirándote mientras pintas.

ॐ Palabras Andantes dijo...

bellísimo y no digo más para el silencio siga reinando...